Seleccionar página

En pocas palabras, las citas son nuestro «baile de bodas» como seres humanos. Es el proceso mediante el cual encontramos y atraemos a una pareja romántica. Sin embargo, a diferencia del proceso de apareamiento bastante fijo de otros animales, algunos aspectos de cómo los humanos encontramos una pareja pueden diferir con el tiempo (por ejemplo, la transición bastante reciente de las demostraciones de cortejo tradicionales a nuestras citas más modernas y poco estructuradas). Estas diferencias pueden resultar de cambios sociales que impactan nuestras creencias sobre las relaciones y roles de género. Más allá de eso, cada individuo aborda el proceso de acuerdo con sus propias preferencias y orientaciones también. En conjunto, esto puede conducir a varias formas de iniciar una nueva relación romántica.

No obstante, a pesar de estas variaciones sociales e individuales, el proceso de citas todavía contiene una serie de pasos comunes que se requieren para identificar, atraer y conectarse con éxito con una pareja potencial. De hecho, estos pasos para una cita exitosa son muy parecidos a contratar a un empleado en el lugar de trabajo, aunque también agregan las consideraciones emocionales y prácticas de las relaciones románticas. Debido a esta estructura básica cohesiva, es posible comprender el proceso de citas con anticipación y prepararse mejor para el éxito. En pocas palabras, podemos repasar el baile de bodas de principio a fin y aprenderlo paso a paso. Por lo tanto, cuando sea el momento de bailar, ¡sabrás qué hacer y cuándo hacerlo!

Afortunadamente, la investigación en ciencias sociales ya ha explorado este tema. Entonces, para empezar, repasaremos algunos de los modelos que describen el proceso desde diferentes disciplinas y perspectivas. A partir de ahí, podemos identificar los pasos y la secuencia comunes que lo ayudarán a tener éxito en las citas y las relaciones.

Lo que dice la investigación sobre el proceso de citas

En el primer capítulo del Handbook of Relationship Initiation, los autores Bredow, Cate y Huston (2008) revisan algunos modelos históricos que tratan del proceso de encuentro y formación de una relación romántica. A partir de ahí, resumen estos modelos en las siguientes cuatro etapas principales:

  • Evaluación inicial de la atracción: Ambos individuos examinan sus motivaciones y objetivos para una relación romántica, lo que quieren en una pareja y lo que tienen para ofrecer.
  • Decisión de hacer una apertura: las personas que se citan luego se evalúan a sí mismas y a sus socios potenciales en función de sus objetivos y motivaciones para una relación, para determinar quién es lo suficientemente atractivo y compatible como para intentar seguir adelante.
  • Autopresentación estratégica: a partir de esto, los socios están motivados por la atracción inicial para entrar en contacto entre sí y tratar de presentarse de una manera que construya el interés del otro.
  • Construcción de relaciones: los socios discuten y luego comparten entre sí, para encontrar puntos en común y hacer conexiones, a fin de fomentar un vínculo más profundo más allá de su atracción inicial entre ellos.

Estos pasos (y los modelos de investigación que resumen) generalmente cubren los conceptos básicos de la toma de decisiones sobre citas y la comunicación verbal. No obstante, se están perdiendo algunos de los comportamientos no verbales importantes para establecer tales conexiones y comenzar una relación. Afortunadamente, Givens (2005) proporciona estos detalles desde una perspectiva antropológica. Señala los siguientes cinco pasos en el proceso de citas no verbales:

  • Advertencia: las personas intentan llamar la atención de sus posibles parejas por la forma en que se visten, se arreglan y actúan.
  • Reconocimiento: las personas que se citan establecen una interacción bidireccional con una pareja deseable, a menudo a través del contacto visual, una sonrisa, la proximidad y otros gestos atractivos.
  • Interacción: las parejas potenciales hablan entre sí y muestran otros signos no verbales de interés romántico, como contacto visual prolongado y comportamientos coquetos.
  • Tocar: los socios desarrollan una conexión emocional más profunda a través de comportamientos más íntimos como tocar, abrazar y besar.
  • Resolución: los socios forman una pareja y exhiben comportamientos que se «afirman» como socios, como abrazarse u otras demostraciones de afecto en público. Además, la privacidad física también aumenta en entornos privados.

Reuniones paso a paso

Al comparar los dos modelos anteriores, podemos ver una gran superposición. De hecho, las primeras cuatro etapas de los dos modelos van bastante bien juntas. Al combinarlos, obtenemos el proceso completo de citas de cinco pasos que se describe a continuación.

Paso 1: Comprende la atracción y llama la atención. Para tener éxito en esta fecha, primero debe determinar qué quiere de un socio. En particular, es útil determinar si desea una relación a largo o corto plazo, aprender más sobre las características que la gente podría querer en una pareja en general e identificar qué hace que alguien sea una gran pareja para usted especialmente.

A partir de ahí, también debe considerar diferentes formas de volverse más atractivo por su cuenta. Esto puede incluir estrategias para volverse más atractivo físicamente, desarrollar una personalidad más atractiva y también mostrar sus características únicas. En conjunto, las actividades de este paso te ayudarán a tener una idea clara del tipo de pareja que deseas y aumentar la probabilidad de que también se sientan atraídos por ti.

Paso 2: Haz aperturas y obtén reconocimiento. A continuación, debe determinar dónde encontrar posibles parejas. Esto puede incluir explorar varias ubicaciones cara a cara, así como probar las citas en línea o explorar aplicaciones de citas para encontrar pareja. Una vez que haya encontrado una población de socios adecuados, también debe llamar su atención. Por lo tanto, aprender a leer el lenguaje corporal, romper el hielo y tal vez incluso usar una línea para ligar puede ayudar aquí. En general, en esta etapa, elabora una estrategia para encontrar socios potenciales atractivos y entablar una conversación con ellos de la manera más rápida y sencilla posible.

Paso 3: Desarrolle una auto-presentación e interacciones exitosas. El próximo negocio será coquetear con su entrevistador y aumentar su interés en usted como socio potencial. Esto te ayudará a desarrollar tu propio estilo de coqueteo y aprenderá a recompensar a tu interlocutor.

En este punto, dependiendo de la situación, es posible que deba planificar una reunión en otro momento (o en persona, si está en línea) para continuar también con el proceso de citas y relaciones. Afortunadamente, pedir una cita directamente (o una conexión) puede tener éxito, especialmente si demuestra un poco de persuasión o hace las preguntas correctas primero. Si eres tímido o te estás jugando bien, también hay formas de solicitar una cita indirectamente. En cualquier caso, el objetivo de este paso es aumentar el deseo de coqueteo de la pareja y luego lograr que acuerden una cita o una interacción futura.

Paso 4: Construya relaciones y toque. En este punto del proceso, los dos individuos revelan aspectos más personales de sí mismos para crear una conexión más profunda. Por lo tanto, aprender a construir relaciones y vínculos, tener una conversación exitosa y compartir más sobre usted puede ayudarlo aquí. Más allá de la conversación adecuada, planificar actividades emocionantes y prestar atención a los aspectos románticos de su tiempo juntos también puede influir en cómo se desarrolla una relación.

En este punto, las parejas románticas tienden a «dar un paso» y también a aumentar su intimidad física. Por lo tanto, pensar en la mejor manera de acercarse, tocar a su pareja y besarlo de manera persuasiva a menudo también es necesario para hacer avanzar una relación en este punto. En general, son las actividades, las conversaciones y las interacciones físicas las que constituyen la parte más larga del proceso de citas. De hecho, cuando la mayoría de la gente piensa en «citas», suele pensar en este paso.

Paso 5: Negociar una resolución mutuamente satisfactoria. En este paso final, los socios se evalúan mutuamente en busca de signos de mayor interés, esfuerzo e inversión en una interacción a más largo plazo. En este punto, es útil comprender cómo la inversión en una relación aumenta los sentimientos de amor y compromiso. También puede ser beneficioso saber cuándo jugar duro y conseguir un socio para invertir más. En general, este paso final es que ambos socios sean selectivos y se elijan entre sí, sentando así las bases para una relación mutuamente satisfactoria y justa a seguir.

© 2021 por Jeremy S. Nicholson, MA, MSW, Ph.D. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies