Seleccionar página

Si eres de ese porcentaje de la población del planeta que sufre de trastornos del sueño, puedes ver perjudicada tu salud. Según la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM), millones de personas están sufriendo de diferentes cuadros clínicos a causa del mal dormir. Así lo respalda el Instituto del Sueño y otras organizaciones de carácter internacional.

Recientemente, la Sociedad Española de Neurología (SEN) publicó datos en los que se afirma que hasta un 35% de los habitantes de este país europeo, en edad adulta, sufre de insomnio transitorio. De igual manera, los estudios arrojaron que quienes poseen una condición crónica se encuentran en un rango de 10% y 15% de la ciudadanía.

Los problemas derivados del insomnio a largo plazo pueden incluir afectaciones cognitivas. Sin embargo, es importante que comiences a observarte detenidamente al detectar los primeros signos. De esta manera, con el cambio de hábitos y remedios caseros podrás aliviar los síntomas y recuperar tus horas de descanso diario.

Factores más frecuentes del insomnio

Lo que provoque la pérdida de tu calidad de sueño puede venir por factores internos, por razones médicas y personales. También por motivos externos, ambientales y algunas situaciones que se estén presentando en algún momento específico de tu vida. Es por ello, que los expertos recomiendan lo que se denomina: Higiene del Sueño.

Así que si no eres capaz de dormir de siete a nueve horas sin interrupciones, y además alcanzar las tres fases del sueño profundo, debes iniciar con cambios en tu estilo y ritmo de vida. En el caso de alguna patología, incluso psiquiátrica, se puede llegar a considerar una opción de tratamiento del insomnio crónico vigilada por profesionales de la salud.

Al ser diagnosticado, se puede incluso recurrir a terapias alternativas para complementar el tratamiento. Sobre todo, recomiendan evitar las actividades que puedan ocasionar estrés, realizar ejercicios moderados, ir a la cama a una hora específica y tomar baños de agua tibia antes de dormir. Muchas veces, es necesaria la intervención psicológica.

Por otro lado, se deben modificar las costumbres alimenticias, limitar la ingesta de bebidas alcohólicas, evitar el uso de dispositivos móviles en horario nocturno y olvidar las siestas. Recuerde, que muchas de estas recomendaciones son más que efectivas cuando el insomnio es transitorio o leve; al convertirse en crónico no se preocupe, ocúpese.

Señales de alerta ante la falta de sueño

Dormir es indispensable para gozar de buena salud, ya que nuestro organismo requiere de este tiempo de descanso para reponerse y regenerarse. Debes estar atento a estos síntomas si sospecha que puede sufrir de insomnio crónico:

  • Si duermes menos de siete horas continuas. Es decir, no concilias el sueño fácilmente, te despiertas varias veces en la noche o más temprano de lo normal.
  • Si al levantarte sientes cansado o estás somnoliento durante el día.
  • Si estás irritable, con depresión o ansiedad, sin motivo aparente.
  • Si no logras concentrarte en tus tareas rutinarias, te es difícil prestar atención, entender instrucciones sencillas o cometes errores en actividades que realizas normalmente.

Consulta al médico para que te ayude a definir las causas de tus problemas para dormir y será este especialista quien te indique cómo tratar tu trastorno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies