Seleccionar página

Fuente: Mohammad Ali Mohtashami / Unsplash

Su éxito y su felicidad dependen de su estado de ánimo. En lo que piensas te conviertes.

Nuestro estado mental afecta la forma en que vemos el mundo. Si la tuya está distorsionada, también lo estará tu percepción de ti mismo y de los demás. Nuestras creencias y pensamientos dan forma a nuestro comportamiento, incluso si no nos damos cuenta.

Desarrollar la mentalidad adecuada es fundamental para el éxito en la vida. A continuación, le indicamos cómo actualizar el suyo.

La importancia del estado de ánimo

Un estado de ánimo es un estado de ánimo. Es la suma de las creencias, opiniones y pensamientos que nos hemos formado sobre el mundo y sobre nosotros mismos. Es la lente a través de la cual observamos nuestro mundo.

Nuestra crianza, religión, educación y experiencia dan forma a nuestras creencias y pensamientos. Nuestra mente está «definida». Esto tiene un impacto directo en cómo son nuestra percepción y reacciones.

Como dijo Amit Ray: «La mente es un espejo flexible, ajústelo para ver un mundo mejor».

Las mentalidades pueden cambiar, pero lo hacen lentamente. Las actitudes, por otro lado, tienen un impacto a corto plazo. Por eso son más fáciles de modificar. Nuestra mentalidad está profundamente arraigada en nuestras creencias y se necesita un esfuerzo adicional para cambiarlas.

Su estado mental predetermina sus interpretaciones y respuestas. Moldea tu relación con el mundo y contigo mismo. Elija sabiamente su estado de ánimo.

Tu estado de ánimo puede ayudarte o perjudicarte

La teoría de la mentalidad más popular describe dos tipos: crecimiento versus mentalidad fija.

En Mindset: The New Psychology of Success, Carol Dweck sugiere que nuestras creencias sobre nuestra propia inteligencia determinan nuestra capacidad para aprender.

Una mentalidad fija es la creencia de que nuestras cualidades son rasgos fijos que no podemos cambiar. Las personas con esta mentalidad creen que el talento por sí solo conduce al éxito. Una mentalidad de crecimiento, por otro lado, cree que nuestra inteligencia puede crecer con el tiempo y la experiencia. Esta mentalidad nos anima a dedicar más tiempo; el esfuerzo conduce a mejores resultados.

Una mentalidad fija limita nuestra capacidad de aprender, mientras que una mentalidad de crecimiento nos ayuda a alcanzar nuestro máximo potencial.

Sin embargo, existen muchos otros tipos de mentalidades. Los lentes que usamos afectan la forma en que lidiamos con nuestras emociones. Una mentalidad negativa puede amplificar nuestros sentimientos negativos y atascarnos en cavilaciones.

Nuestros estados mentales crean dos efectos en nosotros: o limitan nuestro potencial o lo liberan.

Por ejemplo, el pensamiento binario nos obliga a considerar solo dos posibilidades. Pensamos en términos de «una cosa» o «la otra» y vemos las cosas a través de una lente buena o mala.

La mentalidad que utiliza puede aportar claridad o nublar su percepción.

Los diferentes tipos de estados de ánimo

Echemos un vistazo a los tipos de estados de ánimo más habituales. Esta no es una lista exhaustiva, sino un punto de partida para ayudarlo a pensar qué lentes está usando sin darse cuenta.

Como parte de mi trabajo para ayudar a las organizaciones a mejorar su mentalidad, los equipos capturan lo que limita o libera su alto rendimiento. Aquí hay algunos que la gente tiende a usar con más frecuencia.

Bueno o malo versus de mente abierta

Nos gusta tener razón. El problema con esta mentalidad es que dejamos de prestar atención a otras perspectivas. En lugar de aprender, solo nos preocupamos por ganar la discusión.

El «sesgo de confirmación» es la tendencia que tenemos a adoptar información que respalde nuestras creencias. El deseo de tener siempre la razón nos hace rechazar los hechos que podrían iluminar nuestros puntos de vista.

Víctima contra responsable

La autocompasión es una elección peligrosa. Cuando jugamos a la víctima, perdemos el control de nuestra vida. En lugar de tomar medidas, culpamos a los demás por las cosas que están mal.

Hacer el papel de víctima es una situación en la que todos pierden. Nadie vendrá a ayudarnos. La vida exige que seamos dueños de nuestras acciones.

Compare con otros o sea su propio estándar

Siempre habrá alguien que lo hará mejor o peor que nosotros. Cuando nos comparamos con los demás, invitamos a los celos y la envidia a envenenar nuestras vidas.

Las comparaciones son engañosas. Recupere el control convirtiéndose en su propio estándar. Concéntrese en su progreso, no en el estado de otra persona.

Di «no» versus «sí, y …»

Demasiados «no» matan la creatividad. Sin embargo, esta es nuestra respuesta habitual cuando se nos presentan nuevas ideas. Decimos que no antes incluso de considerar su potencial.

Estamos entrenados para rechazar la incertidumbre y los nuevos conceptos. La creatividad requiere una mentalidad de ‘sí y …’. En lugar de bloquear la conversación, amplifique la creatividad basándose en las ideas de los demás.

Reactivo versus proactivo

Las personas receptivas piensan que no son responsables de lo que dicen o hacen. No controlan sus elecciones. Y deje que sus circunstancias los controlen.

Las personas proactivas no desperdician su energía ni su tiempo. Se enfocan en lo que pueden manejar, intercambian ideas sobre escenarios, establecen prioridades y se enfocan en el futuro. Una mentalidad proactiva te da el control.

Miedo versus intrépido

Ver la vida a través del lente del miedo es intimidante. El miedo siempre estará en nuestro camino.

Adoptar una mentalidad valiente es esencial para alcanzar la grandeza. Coraje no significa ausencia de miedo sino afrontar nuestro miedo. Sigue adelante a pesar de tus miedos.

Evitación versus realidad

Una mentalidad de evitación nos obliga a quejarnos de lo que salió mal o de lo que no nos gusta. En lugar de luchar contra la realidad, aprende a afrontarla. Aceptar la realidad tal como es no significa rendirse. Es un paso necesario para seguir adelante.

Cómo mejorar tu mentalidad para tener éxito

1. Sea más consciente de sus estados mentales

Acepte que su pensamiento necesita ser ajustado. Empiece por darse cuenta de su estado mental. Al reaccionar ante una situación o antes de tomar una decisión, ¿qué lente utiliza para ver la realidad?

¿Adoptas una mentalidad perfeccionista? ¿O un yo-yo-yo (y crees que el mundo gira a tu alrededor)?

2. Evite ver la realidad en términos binarios

La mayoría de las mentalidades son engañosas. Nos obligan a ver el mundo en blanco y negro. El pensamiento binario crea un falso dilema. Actuamos como si solo hubiera dos opciones posibles cuando en realidad hay más.

Desafía tu pensamiento binario. Evite la tendencia a dividir todas las cosas en dos categorías: blanco y negro, uno o el otro, verdadero o falso.

3. Piense en sus creencias

Nuestras mentalidades están profundamente arraigadas en nuestras creencias. Para cambiar nuestra forma de pensar, primero debemos examinar nuestro sistema de creencias.

¿Qué te está deteniendo? ¿Tus creencias te apoyan o te limitan? Identifique las creencias que son útiles y trabaje con las que no lo son.

4. (Re) define tu propósito en la vida

Todos queremos ser parte de algo más grande que nosotros. ¿Cuál es el propósito de su vida? Encuentra tu «por qué».

Cree su propia medida de éxito. ¿Qué estados mentales te ayudarán a llegar allí? Seleccione las gafas que le ayudarán a cumplir su misión más importante en la vida.

Encontrar el propósito de tu vida no es una cuestión de destino. Se trata del viaje.

5. Convierta las mentalidades limitantes en mentalidades liberadoras

Desafía tu mentalidad actual. Regrese al análisis que realizó en el punto 1.

¿Cuáles son las mentalidades que no te ayudan? Cambiar tu forma de pensar no es fácil, pero vale la pena. Actualizarlos requiere reemplazar su filtro por uno nuevo.

Tu estado mental es la lente que filtra la forma en que te ves a ti mismo y al mundo que te rodea. Mejore su estado de ánimo: convierta sus creencias limitantes en creencias liberadoras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies