Seleccionar página

Con amantes, el silencio no es oro

Una de las situaciones más frustrantes dentro de una relación romántica es cuando tu pareja no quiere hablar. Ya sea que sospeche que la reticencia proviene de la ira o la apatía, el trato silencioso no es divertido. Entonces, ¿cómo convences a tu otra mitad para que se abra? ¿O debería simplemente respetar el silencio? La investigación tiene algunas ideas.

Fuente: Tumisu en Pixabay

Rompiendo el silencio

Uno de los aspectos más importantes de sobrellevar el trato silencioso de un ser querido es aprender a romperlo. Christine E. Rittenour et al. (2019), en un estudio acertadamente titulado “Socialización del trato silencioso”, examinó este tema en relación con la comunicación entre padres e hijos adultos.i

Reconociendo el tratamiento silencioso como “un medio que daña las relaciones para comunicar la decepción en las relaciones interpersonales”, se centraron en el papel y el uso del tratamiento silencioso dentro de una familia. Comenzaron por reconocer la retención de sentimientos negativos como una forma de conflicto encubierto y destructivo, que a veces llega a un punto de ruptura en forma de comunicación directa desagradable. Pero también reconocen lo que la mayoría de las personas dentro de las relaciones han experimentado: los sentimientos dolorosos a menudo surgen de la retención misma.

Rittenour et al. señaló que incluso sin un estallido emocional, el descontento interpersonal podría manifestarse a través de la negación, como insistir en que todo está «bien» o la desconexión. Dijeron que, por definición, el tratamiento silencioso está motivado por el deseo de mantener al destinatario en la incertidumbre sobre su estado en la mente del socio silencioso, lo que, según señalan, hace que sea más difícil de capear que formas más no ocultas de expresar agravio o disgusto.

Entre los íntimos, Rittenour et al. afirmó que los investigadores han establecido que el silencio prolongado causa un gran dolor al receptor (citando a Williams, 2001).

Cómo se ve el tratamiento silencioso

Porque los socios que imponen el tratamiento silencioso no hablan, nos quedamos con la interpretación de lo que vemos. Rittenour et al. señaló que las personas que sancionan a través del silencio pueden mostrarse distantes, tener menos contacto visual y, a menudo, ignorar al receptor. Debido a que los receptores a menudo se ven obligados a terminar esas relaciones improductivas, los investigadores encontraron lo que cabría esperar: una asociación negativa entre el compromiso y el uso del trato silencioso (Wright & Roloff, 2009).

Pero, ¿y si permanecer en silencio no es malévolo sino benévolo? Las parejas ciertamente deberían considerar los momentos en que el silencio podría salvar una relación.

Lento para hablar, rápido para escuchar: cuando menos es más

La mayoría de las personas han dicho algo que desearían poder retractarse. Ya sea que hablemos por enojo o insensibilidad, a veces nuestras emociones sacan lo mejor de nosotros. ¿Recuerdas el truco de “Cuenta hasta 10” antes de hablar por emoción? De manera similar, algunos socios usan el silencio para evitar decir algo de lo que se arrepentirán, reconociendo que una boca cerrada no reúne pies.

Cuando un compañero está en silencio, necesita saber por qué. Él o ella podría haber dejado de comunicarse debido a la ira o la apatía. Pero también considere que algunos socios pueden quedarse mudos no por malicia sino para mantener su relación. Depende de las circunstancias porque el contexto interpreta el contenido (o la falta del mismo). Dentro de las relaciones establecidas, ambos socios sin duda estarán familiarizados con el estilo de gestión de conflictos del otro. Algunas parejas se toman un descanso; otros lo hablan. Es una desviación de la norma que generalmente indica discordia relacional.

Entonces, cuando uno de los socios necesite algo de espacio y silencio, extienda el beneficio de la duda. Tómese el tiempo para reflexionar sobre los aspectos positivos de su relación y cómo se puede mejorar, y salga renovado, recargado y preparado para volver a comprometerse amorosamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies