Seleccionar página

Los eventos y las emociones a menudo influyen en el comportamiento alimentario de las personas, y esta asociación también es común en personas con trastornos alimentarios. El cambio en la alimentación desencadenado por los acontecimientos y los cambios de humor asociados contribuyen al mantenimiento del trastorno alimentario y tienden a crear un obstáculo para el cambio. Por estas razones, el tratamiento debe abordar los eventos y las emociones.

Eventos comunes que desencadenan emociones negativas en personas con trastornos alimentarios

Los eventos más comunes que pueden desencadenar emociones negativas (por ejemplo, ansiedad, miedo, tristeza, disgusto, ira) en personas con trastornos alimentarios son los siguientes:

  • Eventos adversos relacionados con la forma o el peso (por ejemplo, cambios de peso, sensación de ropa más apretada, mirarse en el espejo, sentirse gordo, recibir comentarios críticos de otros)
  • Eventos adversos relacionados con la alimentación (por ejemplo, comer un alimento evitado, comer en exceso, sentirse lleno)
  • Eventos adversos en general (por ejemplo, no rendir bien en una competencia deportiva o en la escuela, ser rechazado o regañado, u otros)
  • ¿Cuáles son los cambios en las características de los trastornos alimentarios asociados con eventos y emociones?

    Los cambios dietéticos específicos asociados con eventos y cambios de humor relacionados en personas con trastornos de la alimentación son comer de manera descontrolada (atracones) o comer menos o ayunar. Sin embargo, en algunas personas, los eventos y los cambios de humor asociados están asociados con una intensificación del ejercicio o la frecuencia de las purgas (ver Figura 1).

    Figura 1. Los cambios en la característica de los trastornos alimentarios desencadenados por eventos y emociones.

    Fuente: Riccardo Dalle Grave, MD

    ¿Cuáles son los mecanismos responsables de esta asociación?

    Los principales mecanismos responsables de la asociación entre eventos, estados de ánimo y alimentación son los siguientes:

    • Los episodios de atracones pueden distraer la atención de eventos opuestos y de problemas que causan ansiedad y mitigan estados emocionales intensos e intolerables. El mismo efecto sobre la modulación del estado de ánimo también se puede lograr a través del vómito autoinducido o el ejercicio excesivo.
    • Comer menos puede ayudar a las personas a sentirse en control cuando se percibe que los eventos están fuera de control.
    • Comer en exceso puede ser una forma de lograr la gratificación.
    • Comer menos puede ser una forma de influir en el comportamiento de los demás, por ejemplo, como manifestación de sentimientos como la angustia o la ira. Este comportamiento es típico de pacientes adolescentes con bajo peso, quienes, por ejemplo, pueden dejar de comer en respuesta a una discusión con sus padres.

    ¿Cuándo abordar eventos y estados de ánimo?

    La terapia cognitiva conductual mejorada (TCC-E), un tratamiento basado en la evidencia para todos los trastornos alimentarios, evalúa si los eventos y estados de ánimo contribuyen al mantenimiento del trastorno alimentario después de haber ayudado a la persona a adoptar un patrón de alimentación regular en la primera etapa del tratamiento. . Si es así, deben abordarse de manera directa y efectiva. Este mecanismo es reconocible cuando hay desviaciones repetidas de la alimentación regular o de las comidas y meriendas planificadas, que pueden atribuirse a eventos externos o cambios en el estado de ánimo. Estas desviaciones pueden manifestarse como episodios recurrentes de atracones, omisión de comidas o refrigerios y episodios repetidos de vómitos autoinducidos o ejercicio excesivo.

    ¿Cómo se abordan los eventos y emociones que influyen en la alimentación?

    La TCC-E ayuda a las personas con trastornos alimentarios a abordar los eventos y los cambios de humor asociados que influyen en la alimentación mediante dos estrategias principales:

  • Resolución proactiva de problemas: se utiliza en cualquier caso.
  • Procedimientos de intolerancia al estado de ánimo: utilizados en un subgrupo de casos.
  • Sin embargo, también se observa una mejora en el estado de ánimo en el contexto de la CBT-E debido a los siguientes cambios:

    • Comer regularmente.
    • Reducción de la restricción dietética.
    • Normalización del peso corporal.

    El procedimiento proactivo de resolución de problemas

    Esencialmente, se les pide a las personas que miren hacia adelante, al comienzo del día y cada vez que comen, al resto del día y traten de predecir cuándo podría surgir un problema. Cuando prevén un problema potencial, deben practicar la resolución de problemas allí mismo (por escrito) y luego actuar sobre la solución identificada. Al día siguiente, los pacientes deben revisar sus intentos de resolución de problemas y escribir el resultado de su uso del procedimiento en el reverso de su registro de seguimiento. Su terapeuta repasará su experiencia con ellos en la próxima sesión.

    Procedimientos de intolerancia al estado de ánimo

    La intolerancia al estado de ánimo puede coexistir con un trastorno alimentario y, cuando lo hace, tiende a mantenerlo. La intolerancia al estado de ánimo tiene dos componentes principales:

  • Sensibilidad extrema a los estados de ánimo intensos (principalmente aversivos). Esto se caracteriza por una incapacidad para aceptarlos y tratarlos apropiadamente.
  • El uso de comportamientos disfuncionales de modulación del estado de ánimo para reducir la conciencia de un estado de ánimo intenso y neutralizarlo.
  • Los comportamientos disfuncionales de modulación del estado de ánimo pueden adoptar dos formas:

  • Autolesionarse (por ejemplo, cortarse o quemarse la piel).
  • Tomar una sustancia psicoactiva (por ejemplo, alcohol u otras sustancias).
  • Las personas con un trastorno alimentario e intolerancia al estado de ánimo a menudo descubren que algunos comportamientos característicos de los trastornos alimentarios (por ejemplo, los atracones, los vómitos autoinducidos y el ejercicio excesivo) pueden usarse para hacer frente a sus emociones negativas y hacer que se sientan mejor en el corto plazo (ver Figura 2).

    Lecturas esenciales sobre trastornos alimentarios

      Riccardo Dalle Grave, MD

    Figura 2. Comportamientos disfuncionales de modulación del estado de ánimo en los trastornos alimentarios

    Fuente: Riccardo Dalle Grave, MD

    Sin embargo, tales comportamientos también pueden servir para mantener el trastorno alimentario. Para tratar con éxito el trastorno alimentario, la intolerancia del estado de ánimo debe abordarse directamente mediante un enfoque que se superponga con elementos de la terapia conductual dialéctica (DBT) (Linehan, 1993) integrada con los procedimientos de la TCC-E utilizada para abordar el trastorno alimentario manteniendo mecanismos.

    Para obtener más detalles, consulte el módulo de intolerancia al estado de ánimo de la TCC-E descrito en las guías de la TCC-E (Fairburn 2008; Dalle Grave & Calugi, 2020).

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies