Seleccionar página

Fuente: Dima Berlín/Shutterstock

La mayoría de nosotros hemos experimentado dificultad para respirar con el ejercicio vigoroso, que mejora rápidamente con el descanso. Una sensación de dificultad para respirar también puede ocurrir por muchas otras razones, que incluyen mala condición física, enfermedades pulmonares como asma o neumonía y algunas enfermedades cardíacas.

La ansiedad también puede conducir a una sensación de dificultad para respirar. Además, cuando a un paciente le falta el aire, a menudo provoca ansiedad debido a la sensación incómoda asociada y, a veces, incluso al temor de que la vida del paciente esté en peligro. Por lo tanto, es muy común que los pacientes que desarrollan dificultad para respirar se vuelvan ansiosos, incluso si la ansiedad no fue la causa inicial.

Las pistas de que la ansiedad puede estar involucrada en pacientes con dificultad para respirar incluyen cuando desarrollan mareos, palpitaciones, hormigueo o entumecimiento en las extremidades (parestesia) o parecen temerosos.

Cuando los médicos solo dirigen su terapia para abordar las causas físicas de la dificultad para respirar, los pacientes a veces no mejoran mucho porque su ansiedad continúa haciendo que su respiración se sienta anormal. Su respuesta incompleta a la terapia hace que muchos pacientes se sientan aún más ansiosos y, a su vez, más sin aliento.

Tratamiento para la falta de aliento provocada por la ansiedad

Afortunadamente, la dificultad para respirar provocada por la ansiedad es uno de los síntomas más fáciles de resolver con la ayuda de la hipnosis. Se puede enseñar a los pacientes a calmarse imaginando un lugar seguro y relajante y pensando en lo que podrían ver, oír, oler, sentir y saborear allí. Al imaginarlo, los pacientes pueden cambiar su mentalidad de ansiedad a calma, y ​​así aliviar las sensaciones incómodas relacionadas con su respiración.

Se ha demostrado a través de imágenes de resonancia magnética que cuando los pacientes imaginan un sentido en particular, se produce una activación en el centro del cerebro que se encarga de analizar ese sentido en la vida real. Por lo tanto, cuando los pacientes piensan en sus diferentes sentidos, están realizando una actividad de «cerebro completo».

Cuando la dificultad para respirar es el resultado de una enfermedad física, aún puede mejorar con el uso de la hipnosis porque una reducción de la ansiedad puede conducir a una mejor tolerancia a la incomodidad física.

Identificar la causa

La causa de la dificultad para respirar suele ser obvia, como cuando el ejercicio, el estrés de la competencia o una enfermedad física subyacente, como el asma, desencadena el problema. Sin embargo, cuando la dificultad para respirar es el resultado de un desencadenante psicológico, a veces la causa se desconoce al principio. En tales casos, a menudo es útil descubrir el problema psicológico para que pueda abordarse.

Las interacciones con el subconsciente a través de la hipnosis pueden ayudar a identificar tales problemas psicológicos. Por ejemplo, una niña descubrió que le faltaba el aire porque no quería contarle a su madre sobre el comportamiento inadecuado de su padre que había presenciado (Anbar, 2004). Le preocupaba que revelar lo que había visto perturbaría el matrimonio de sus padres.

El subconsciente de un niño me dijo que le faltaba el aire porque su padre lo presionaba demasiado con respecto a sus logros deportivos (Anbar & Linden, 2010). El niño no quería decirle a su padre sobre sus sentimientos, por temor a que su padre se enfadara con él. Cuando aconsejé a estos dos niños sobre cómo tratar mejor a los miembros de su familia, su dificultad para respirar se resolvió.

quitar

La dificultad para respirar puede mejorar y, a veces, resolverse con el uso de hipnosis y asesoramiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies