Seleccionar página

«No sé qué decir».

«¿Lo empeoraré?»

Desde el trágico tiroteo en la escuela de Uvalde, Texas, el 24 de mayo de 2022, he recibido mensajes de padres, maestros y familiares que preguntan cuál es la mejor manera de hablar sobre este evento con los niños en sus vidas. Esta discusión puede ser difícil, pero es vital. Como adultos, necesitamos saber qué piensan y sienten los niños en nuestras vidas para brindarles el apoyo emocional adecuado.

Fuente: August de Richelieu/Pexels

Considere estos consejos cuando hable sobre tiroteos escolares con niños:

1. Escuche primero

Nuestro instinto a menudo es asegurarles a los niños que están a salvo, darles consejos o tratar de solucionar sus problemas. Pero si saltamos a la tranquilidad demasiado rápido, nos perderemos información valiosa que los niños necesitan compartir. También podríamos, sin saberlo, minimizar lo que los niños están experimentando, haciendo que se apaguen. Antes de tomar cualquier acción, escuche completamente al niño. Hacer preguntas para tratar de entender. Por ejemplo: “¿Qué sabes sobre el tiroteo en la escuela de Texas? «¿Cómo es la escuela para ti?» “¿Tienes alguna preocupación o preocupación?” Haga una pregunta, luego espere en silencio, dándoles espacio para pensar y responder. Tu objetivo es simplemente entender.

2. Validar su experiencia

Es importante comunicar que comprende y reconoce la experiencia del niño, sus pensamientos y emociones, sin juzgar. Si un niño no se ve afectado en absoluto por eventos violentos en otras escuelas, está bien. Por otro lado, si tienen pensamientos o sentimientos fuertes, es importante hacerles saber que entiendes y aceptas lo que están experimentando, especialmente si no estás de acuerdo. Por ejemplo, si un niño expresa enojo y culpa a los maestros por el tiroteo, es importante reconocer lo que siente en lugar de tratar de convencerlo de lo contrario. Por ejemplo, «Parece que estás enojado con los maestros y sientes que deberían haber hecho algo». Esto no significa que estés de acuerdo con ellos; estás expresando comprensión y validación.

3. Seguridad con los discos

Los niños pueden tener preocupaciones sobre su seguridad o la de sus compañeros, hermanos, maestros y otras personas importantes en sus vidas. Después de escuchar atentamente y validar sus preocupaciones, tenga una conversación y comparta información sobre su seguridad. La Asociación Estadounidense de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) recomienda que los adultos informen a los niños sobre las acciones que están tomando los adultos que los rodean (maestros, policía, padres, etc.) para mantenerlos a salvo. Si no tiene esta información, puede obtenerla comunicándose con la escuela del niño o con la policía local. La Asociación Nacional de Psicólogos Escolares (NASP) recomienda ayudar a los niños a identificar a un adulto al que puedan acudir en la escuela si se sienten inseguros y revisar los procedimientos en la escuela y el hogar que promuevan su seguridad.

4. Proporcionar estímulo

Los niños necesitan saber que pueden acudir a usted si necesitan hablar sobre tiroteos en la escuela o cualquier otra cosa. Anime a los niños a seguir abriéndose a usted oa otros adultos. Es posible que desee alentarlos a conectarse con varios adultos, como maestros, consejeros escolares, padres, familiares y miembros de la comunidad de confianza. NASP recomienda que controle el estado emocional del niño al observar cualquier signo de ansiedad o estrés, como cambios en el apetito, el comportamiento o el sueño.

5. Discuta la limitación de la exposición a la cobertura de los medios

La APA recomienda que los adultos vigilen la ingesta de los niños de la cobertura de los medios que muestre o discuta tiroteos en escuelas u otros eventos traumáticos. Los niños pequeños pueden percibir que la cobertura en curso muestra eventos que se repiten en ese momento, no eventos que ocurrieron en el pasado. Para los niños mayores, la exposición constante a la cobertura de los medios puede generar un mayor estrés. Sea honesto con los niños si decide limitar su exposición. Por ejemplo, puede decirle a un niño: “Veo que te molestas cuando ves las noticias. Tomemos un descanso por un tiempo hasta que te sientas mejor”.

Es importante que discutamos los tiroteos en las escuelas y otros eventos traumáticos con los niños en nuestras vidas. Si necesita ayuda para comunicarse con un niño, considere participar en la terapia familiar. Si cree que su hijo necesita apoyo adicional, considere que participe en una terapia individual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies