Seleccionar página

Fuente: Noorulabdeen Ahmad/Unsplash

¿Hay mayor bendición que las buenas amistades? Nos brindan consuelo, compañía y, quizás, el mayor regalo de todos: la oportunidad de ser nosotros mismos auténticos.

Los buenos amigos no nos juzgan ni nos aburren con consejos tontos, clichés o tópicos. Siempre lo mantienen real, nunca basándose en pretensiones o formalidades.

No importa si conoces a alguien desde hace semanas o toda la vida; los buenos amigos son atemporales. La capacidad de cultivar amistades saludables es un arte genuino. Pero, antes de examinar cómo crear buenas amistades, examinemos los malos hábitos que las dañan. (Consulte «Por qué buscar el amor incondicional puede destruir las relaciones»).

Actitudes que dañan las amistades

Esté atento a estas actitudes negativas que socavan las amistades:

  • Rencores: mantener las tarjetas de puntuación en favores, buenas obras o errores es un gran no-no. La sensación de que “Hice algo por ti; ahora haces algo por mí” no es verdadera amistad. Este tipo de actitud de ojo por ojo de “me debes” presiona las relaciones, fomenta los rencores y drena la alegría de las amistades.
  • Resentimientos: si te sientes resentido por el éxito, los ingresos o el estilo de vida de tu amigo, es hora de que lo revises. Tal energía negativa es tóxica y eventualmente envenenará sus relaciones. Con cada resentimiento crece la distancia y las amistades comienzan a fracturarse y romperse.
  • Demandas: Las demandas engendran animosidad. Dictar tus necesidades a tus amigos eventualmente los ahuyenta. Incluso si no te lo dicen, comenzarán a resentirse por tu necesidad y la carga que les impones. Las demandas, combinadas con la ira, casi siempre conducen a la intimidación emocional. ¿Y quién quiere ser amigo de un matón? (Ver «¿Los malos amigos te están frenando?»)
  • 3 claves para amistades saludables

    Para desarrollar amistades saludables que perduren, cultive las siguientes cualidades:

  • Confianza: Las buenas amistades se basan en la confianza. Si te mueves por el mundo desconfiando de las personas y desconfiando de sus motivos, las personas intuitivamente se mantendrán a distancia. Confiar en las personas inspira confianza y atrae a otros hacia ti.
  • Autenticidad: un buen amigo es alguien con quien siempre puedes ser auténtico, incluso cuando muestras tu lado desagradable. Establecer la veracidad y la franqueza es fundamental. Una de las cualidades esenciales por las que luchar es la honestidad compasiva. Eso significa que si alguien te molesta, encuentra la manera de decírselo. Por ejemplo, suaviza tu mensaje con amabilidad. En lugar de decir: “Heriste mis sentimientos. Estoy enojado contigo”, lo que podría desencadenar un conflicto, prueba “Estoy molesto contigo y me molesta. No quiero que dañe nuestra amistad. Luego exploren sus sentimientos juntos. Crecerán para entenderse mejor y evitarán acumular frustraciones o recurrir a la culpa.
  • Apoyo mutuo: Los buenos amigos siempre son excelentes porristas. Su éxito es el éxito de ellos y viceversa. Celebran tus victorias, lloran tus penas, abrazan tus victorias y lloran tus pérdidas. Cuando te caes, te ayudan a levantarte. Y cuando estás levantado, caminan a tu lado.
  • Amor, corazón y espíritu

    Corazón, amor y espíritu son tres palabras convincentes. Consideremos cómo se aplican a las amistades:

    • Amor: Es una triste realidad, pero muchas personas (especialmente los hombres) tienen miedo de decir “te amo” a sus amigos, incluso cuando lo sienten en sus corazones. Lo evitan por muchas razones basadas en el miedo, como el miedo a la intimidad, el miedo a la vulnerabilidad y el miedo al rechazo. La realidad es que la mayoría de las personas agradecen las palabras «Te amo». ¡Así que aprovecha la oportunidad! Dile a tu amigo: “Te amo”, y observa lo que sucede. Lo más probable es que te sientas mucho más cerca y abras nuevas puertas de comunicación.
    • Corazón: Para mí, liderar con el corazón significa dejar de lado el ego y dejar de lado el deseo de controlar, opciones que bloquean el acceso a tus sentimientos más profundos y fomentan el aislamiento. Liderar con el corazón significa desarrollar el coraje de decir lo que realmente se siente. Cuando el corazón habla, la gente escucha.
    • Espíritu: ¿Cuál es el espíritu de tus amistades? ¿Cálido? ¿Juguetón? ¿apoyo? Recientemente, alguien en uno de mis grupos de terapia dijo: “Muchos de mis amigos son pesimistas y están enojados. Me dejan sintiéndome tan triste”. Se dio cuenta de que el espíritu original detrás de esas amistades se había perdido y fue reemplazado por quejas y catastrofismo. Cuando las personas superan una amistad, generalmente se debe a que un amigo crece y el otro no. Pregúntese: «¿Cuál es el espíritu de mis amistades?» La respuesta podría impulsar sus amistades en una nueva dirección, ya sea desafiándolas a crecer o inspirándolo a salir y fomentar amistades más sanas.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies