Cómo afectan los videojuegos a la conducta

Cómo afectan los videojuegos a la conducta

Siempre se habla de lo mucho que los videojuegos pueden afectar a la conducta de quienes los disfrutan, haciendo que incluso puedan llegar a provocar que personas se conviertan en violentas o que tengan comportamientos antisociales.  Sin embargo, aunque esto es una afirmación muy extendida, no tiene por qué ser así.

Siempre se ha asociado que los videojuegos pueden despertar conductas violentas. Sin embargo, no afecta a todas las personas de la misma manera ni todos los juegos tienen que tener violencia. De hecho, la violencia en los videojuegos puede ser vista como una forma de evadir la realidad y así liberar tensión, o bien como una forma de conducta antisocial, depende la persona.

La realidad es que no es cierto que ver violencia lleve necesariamente a una persona a desarrollarla. Es decir, puedes aprender conductas a través del juego o visionándola, pero que sea un aprendizaje no implica que necesariamente vayas a copiar todo lo que has visto y, mucho menos, lo apliques.

Esto también debe tenerse en cuenta basándonos en que el ser humano también aprende a base a las consecuencias de aquello que observamos, además de que se disponen de otros métodos de aprendizaje como la experiencia propia.

De esta manera, aunque haya contenidos con mayor violencia que otros, el uso puntual de los mismos no tiene por qué ser malo. De hecho en muchas ocasiones sirve para que el jugador descargue tensión acumulada y evite descargarla hacia otras personas. De esta manera son un método de evasión y descanso , siempre y cuando no se conviertan en una obsesión y, tras la sesión de juego, se regrese a las actividades cotidianas.

Beneficios de jugar a videojuegos

Pese a que muchas personas aluden a lo negativo que es disfrutar de videojuegos, la realidad es que, al contrario de lo que muchos piensan, los videojuegos tienen otro punto de vista muy diferente, y que pueden aportar grandes beneficios a quienes disfrutan de ello.

Esto se debe a que cada vez continúan surgiendo más juegos creados por diferentes desarrolladoras que han demostrado ser muy útiles y beneficiosos, ya que sus personajes contribuyen a que el jugador sea más tolerante o  bien por que se encuentren creados con un enfoque de ayuda al aprendizaje y la enseñanza. Estos títulos se ven en su mayoría realizados por desarrolladoras independientes, aunque también algunas grandes desarrolladoras han hecho lo propio con diferentes títulos que llevan al jugador a concentrarse y potenciar sus capacidades de aprendizaje.

Además, existen algunos beneficios destacados como los siguientes:

  • Los juegos de tipo shooter en primera persona ayudan a la toma de decisiones hasta en un 25% más rápido que las personas que no juegan a ellos.
  • Es posible mejorar la concentración, la memoria y la multitarea a través de juegos de conducción.
  • Se consigue mejorar la capacidad visual para percibir contrastes y detalles, principalmente en los juegos que se desarrollan en primera persona.
  • Los niños con dislexia mejoran su capacidad para leer.
  • Con los videojuegos de Realidad Virtual se pueden superar algunas fobias.
  • Los niños en una edad preescolar pueden mejorar su capacidad motora, ya que a través del juego se potencia la coordinación mano-ojo.

Desde hace años hay muchos estudios que han tratado de investigar si los videojuegos son algo negativo o no, si bien no ha habido un acuerdo definitivo, ya que aunque hay muchas personas que aseguran que son perjudiciales, la realidad es que también pueden no serlo, todo depende del uso que se les dé.

Por este motivo, lo importante es proporcionar a los jóvenes diferentes alternativas para entretenerse y que aprendan tanto a divertirse como a relacionarse con otros de diferentes maneras.  Además, los expertos aseguran que más allá de categorizar si un videojuego puede ser malo o bueno y si puede ser violento, lo que habría que valorar es el grado en el que se juega a ellos.

De esta forma, habría que valorar cuánto tiempo juega esa persona, con qué frecuencia, qué consecuencias tiene ese juego en su vida, como son sus relaciones personales a causa del juego, etcétera. De esta forma también habría que contemplar si los juegos los utiliza de forma lúdica o para evadirse de algún tipo de problema, si se habitúa en exceso a la violencia y tiende a normalizarla, etcétera, casos en los que sí podría ser necesario actuar.

En cualquier caso, lo que está claro es que los niños son el público más vulnerable ante este tipo de contenidos violentos, en gran parte por que se acostumbra a dejarles jugar a videojuegos que no están recomendados para la edad que tienen, y que están cargados de escenas y lenguaje pensado para ser utilizados por personas de mayor edad.

Por este motivo se debe ser muy cuidadoso en cuanto a los videojuegos, no por qué sean violentos o no por sí mismos, si no por el uso que cada persona pueda darle y, en el caso de los niños, debiendo apostar siempre por comprarles videojuegos que realmente estén adaptados a su edad, para lo cual se debe atender a las recomendaciones del desarrollador y el código PEGI que se incluye en los juegos y que muestra la edad mínima recomendada.

Es muy importante marcarles límites en los videojuegos y la vida real, haciendo que los niños sepan perfectamente diferenciar entre lo que es la vida real que viven cada día y la que se encuentran al otro lado de la pantalla. En todo caso, sobre todo en el caso de niños, se debe tener un control sobre ellos y más allá de los propios contenidos y juegos a los que puedan jugar, se deben establecer normas como el tiempo de juego, haciendo que la consola o el ordenador no llegue a convertirse en una obsesión para ellos y que incluso les lleve a preferir estar en frente de la pantalla que realizando algún otro tipo de actividad con amigos, que son muy necesarias para fomentar sus relaciones sociales e interactuar tanto con el entorno como con otras personas.

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies