Seleccionar página

Fuente: Towfiqu barbhuiya/Unsplash

En solo unas pocas semanas, alrededor de 3,5 millones de estudiantes se graduarán de la escuela secundaria y, para este otoño, se estima que más de 2 millones se matricularán en universidades de todo el país. Otro millón de graduados tendrán planes postsecundarios no universitarios, incluido el servicio militar, aprendizaje, empleo a tiempo completo y años sabáticos. Esta publicación se centra en el medio millón de adultos jóvenes que tienen la intención de ir a la universidad pero no lo harán este año. Conocido como el «derretimiento del verano», este fenómeno ocurre cuando la motivación de los adultos jóvenes para asistir a la universidad «se desvanece» durante el verano de transición entre la escuela secundaria y la universidad.

Este «derretimiento de verano» tiene numerosas causas.

Surgen circunstancias inesperadas que obligan a los estudiantes a suspender su educación. Algunos encontrarán que no han obtenido suficiente ayuda financiera o ahorrado suficiente dinero para pagar la universidad. Otros aún, debido a objetivos de vida poco claros, dudas sobre sí mismos o alternativas atractivas, cuestionan si la universidad es la mejor opción en este momento. Pero una causa perniciosa del derretimiento del verano que nunca debería disuadir a un estudiante de buscar una educación superior es el simple hecho de que llegar a la universidad es un proceso largo, confuso y frustrante, especialmente para quienes no cuentan con la guía de un experto.

Considere las muchas casillas que un estudiante debe marcar para poder matricularse. En el aspecto financiero, está la finalización y verificación de la FAFSA, la aceptación de ayuda financiera y la solicitud de préstamos. Académicamente, los estudiantes pueden tener que programar y completar exámenes de ubicación, reunirse con un asesor e inscribirse en clases. Para muchos, hay solicitudes de vivienda, formularios de seguro médico y vacunas para informar y/o adquirir. Ya son 11 tareas con varios plazos y una miríada de pasos involucrados en cada una, ¡y estoy seguro de que me he perdido muchas!

Un proceso de cinco pasos para el establecimiento efectivo de metas

¿Cómo podemos ayudar a los estudiantes a realizar todas estas tareas? Una estrategia proviene de la ciencia del logro de metas. Basado en años de investigación, con un guiño especial al trabajo de la Dra. Gabriele Oettingen, he esbozado un procedimiento de cinco pasos para crear planes reflexivos, detallados y efectivos que los estudiantes siguen hasta su finalización. Para ayudar a recordar los cinco pasos, pienso en el «ABC2S» del establecimiento de metas: aspiraciones, beneficios, desafíos, contingencias y detalles. La investigación ha demostrado que el «ABC2S» del establecimiento de metas puede aumentar el tiempo de estudio, la asistencia a clases y el rendimiento académico, así como cambiar los comportamientos no académicos, como el ejercicio, la alimentación poco saludable y el tabaquismo.

Aspiraciones: El primer paso es identificar las metas de los estudiantes. Una clave es ayudar a los estudiantes a dividir sus aspiraciones en acciones tangibles y manejables. Un objetivo como «ingresar a la universidad» es demasiado amplio y abstracto para construir un plan cohesivo, pero «enviar mi expediente académico» o «revisar el catálogo de cursos» son directos y concretos. La investigación muestra que subdividir esa aspiración más grande en partes más pequeñas ayuda a negar la falacia de la planificación (es decir, subestimar cuánto tiempo tomará cada paso), mejorando así la gestión del tiempo y la finalización a tiempo.

Beneficios: el segundo paso implica pedir a los estudiantes que imaginen vívidamente los beneficios que experimentarán al lograr su objetivo. Esto se puede hacer en su cabeza o compartir a través de la discusión, la escritura o la ilustración. Estos beneficios pueden experimentarse ahora o en el futuro, pero puede ser mejor considerar ambos como una forma de equilibrar las recompensas a largo plazo de la educación superior con nuestro sesgo natural hacia el presente. Por ejemplo, completar una solicitud de beca puede conducir a una nueva fuente de dinero para la universidad y al mismo tiempo ser el siguiente paso hacia la carrera a la que aspira. Imaginar los beneficios es esencial para preparar a los estudiantes para lo que está en juego cuando se trata de completar (o no completar) su objetivo.

Desafíos: el tercer paso es identificar los desafíos que se interponen en el camino del estudiante, o lo que los psicólogos llaman contraste mental. Por ejemplo, los reclamos sobre el tiempo de un estudiante, como el trabajo o el cuidado de los hermanos, pueden descarrilar sus planes académicos. Las tentaciones, como salir con amigos o disfrutar de la nueva temporada de Stranger Things, pueden ser otra barrera. Los estudiantes no necesitan identificar cada desafío (sería imposible hacerlo), solo los pocos que tienen más probabilidades de ocurrir. También ayuda a especificar cuándo, dónde y por quién es más probable que surjan estos obstáculos para facilitar el siguiente paso.

Contingencias: El cuarto paso es desarrollar planes «si-entonces» para cuando inevitablemente ocurran estos desafíos. Por ejemplo, un estudiante podría decidir: «Si mis amigos me invitan a pasar el rato en la playa, trabajaré en mi FAFSA y buscaré otro momento para reunirnos». Pero las contingencias no siempre tienen que colocar las aspiraciones universitarias por encima de todo. Si bien a menudo pasan a un segundo plano ante el trabajo y las obligaciones familiares («Si me llaman para un turno adicional, me despertaré una hora antes a la mañana siguiente para leer el catálogo de cursos»), los estudiantes también deben tomarse un tiempo para descansar y divertirse. («Si mi hermano quiere jugar a Madden, jugaré un juego con él y luego volveré a mis lecturas de verano»).

Detalles: el paso final es agregar detalles (es decir, intenciones de implementación) a los planes de contingencia de los estudiantes. Tal vez saben que la lectura de verano será difícil de lograr con la Xbox de su hermano pequeño resonando por toda la casa. Entonces podrían crear un plan más específico sobre dónde («en el porche») o cuándo («después de que mi hermano se vaya a la cama») leerán. La investigación muestra que mientras más detalles adjuntos a nuestros planes (como dónde, cuándo y con quién), más asociaciones hacemos entre nuestro entorno y las tareas que debemos realizar, y es más probable que las cumplamos.

Poniendolo todo junto

Cuando trabaje con estudiantes durante el verano, puede aprovechar estos cinco pasos para ayudarlos a comprometerse y cumplir con sus metas universitarias. En un estudio, los investigadores enviaron postales para recordar a los empleados que se vacunen contra la gripe. Cuando estas postales incluían espacios en blanco para anotar la fecha y la hora en que planeaban vacunarse, las tasas de vacunación de los empleados aumentaron en más del 12 por ciento. En lugar de centrarse únicamente en los plazos, sus correos electrónicos, mensajes de texto y correspondencia podrían alentar a los estudiantes a pensar en el «ABC2S» del establecimiento de metas.

Otro beneficio del «ABC2S» del establecimiento de objetivos es que ayudan a los estudiantes a desarrollar sus habilidades de planificación y gestión del tiempo. En un estudio, estudiantes universitarios alemanes que consideraron desafíos y contingencias (es decir, intenciones de implementación y contraste mental) para metas académicas planificaron 22 horas más de su semana que los estudiantes de control. En otro experimento, los estudiantes universitarios de EE. UU. a quienes se les enseñaron estas técnicas como una estrategia metacognitiva para el logro de objetivos informaron una mejor gestión del tiempo, controlando la depresión, el estrés y el bienestar general. Por lo tanto, compartir estas técnicas con sus estudiantes no solo podría evitar que el verano se derrita, sino también prepararlos para el éxito en su primer año de universidad y más allá.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies