Seleccionar página

El fin de semana pasado, sentado en una sala IMAX, con los ojos clavados en la pantalla para no perderme ni un segundo de la historia de Wakanda, me deleité con la belleza y la maravilla de Black Panther. Dirigida por Ryan Coogler y protagonizada por un elenco repleto de estrellas, Black Panther sigue a T’Challa, rey de Wakanda, una nación africana aislada y tecnológicamente avanzada. La película, basada en el cómic de Marvel del mismo título, es una película de superhéroes como ninguna otra, y algunos críticos la consideran innovadora. La identidad de T’Challa como Pantera Negra es más que un hombre con poderes sobrehumanos, pero es un rey cuya identidad africana es fundamental para su propósito y destino. Ver la película me impulsó a reflexionar sobre el tema de la identidad y cómo una identidad de género racial positiva protege a los jóvenes negros.

Unos días después del estreno de la película, una amiga (que es una mujer negra y madre de dos niños negros) compartió en las redes sociales cómo reorganizó el horario de su hijo para ver la película, diciendo: «J necesitaba que él se viera a sí mismo». Su declaración habla sobre el impacto que Black Panther puede tener en los jóvenes negros que ven imágenes tan poderosas en la pantalla. Es importante destacar que su declaración retrata la socialización racial proactiva, el proceso por el cual los padres negros transmiten mensajes (verbales y no verbales) sobre lo que significa ser negro y de ascendencia africana.

Desarrollo de identidad y roles estereotipados

El desarrollo de la identidad es un marcador esencial de resultados adaptativos y saludables para todos los jóvenes. Sin embargo, la representación de niños y niñas negros en los principales medios de comunicación es a menudo la que invalida sus experiencias. Por ejemplo, la presencia de roles e imágenes estereotipadas (por ejemplo, mujer negra enojada, criminal, atleta, artista) que se pueden encontrar en muchos comerciales, programas de televisión, programas de noticias y otras formas de medios es un factor contextual que tiene un impacto en la desarrollo positivo de la identidad. Esto significa que los jóvenes negros deben negociar su identidad dadas las representaciones a menudo negativas de sí mismos en los medios. Proporcionar a los jóvenes recursos que les ayuden a afrontar y evaluar de forma constructiva las imágenes que ven de sí mismos en la sociedad puede contribuir a desarrollar su resiliencia.

Socialización racial y orgullo cultural

El orgullo cultural es un sentimiento de apego positivo a la cultura nativa de una persona e involucra el conocimiento de la herencia, historia, costumbres y tradiciones raciales / étnicas / culturales. El orgullo cultural, un componente esencial de la socialización racial-étnica, protege contra una serie de resultados educativos y de salud mental. La socialización racial-étnica tiene varios componentes: (1) inculcar el orgullo cultural (2) prepararse para el prejuicio, (3) promover la desconfianza y (4) el igualitarismo (Hughes, Rodríguez, Smith, Johnson, Stevenson & Spicer, 2006). ). El objetivo de la socialización racial es darles a los niños un sentido saludable de sí mismos al mismo tiempo que les brindan herramientas para lidiar activamente con diversas formas de opresión. «Los niños y adolescentes negros que aprenden que otras personas pueden tener actitudes negativas hacia ellos, pero que reciben estos mensajes de sus padres, compañeros y otros adultos importantes tienen menos probabilidades de tener resultados negativos y más probabilidades de ser resilientes en condiciones adversas» (American Asociación Psicológica, 2008, p.3).

Socialización racial y resultados relacionados

Con respecto a los resultados de salud mental, la investigación muestra que la socialización racial se relaciona positivamente con el comportamiento prosocial (Caughy, O’Campo, Randolph & Nickerson, 2003), la salud mental positiva (Shaw & Fischer, 1999), el bienestar psicológico (Yoon, 2004) y una menor susceptibilidad a la amenaza de los estereotipos (Davis y Salinas, 2006) para los jóvenes y adultos de las minorías étnicas estadounidenses. En un estudio, los padres negros que proporcionaron mensajes sobre el orgullo cultural a sus hijos también informaron menos angustia psicológica para sus hijos (Bannon, McKay, Chacko, Rodríguez y Cavaleri, 2009). Se ha demostrado que las intervenciones diseñadas para promover la socialización racial en los jóvenes disminuyen la agresión relacional, los comportamientos problemáticos y aumentan la identidad racial positiva (Whaley y McQueen, 2004).

La falta de socialización racial, étnica y cultural positiva puede llevar a internalizar mensajes negativos sobre uno mismo o sobre un grupo étnico (es decir, opresión internalizada). Sabemos por las teorías de la opresión (Bulhan, 1985; Freire, 1970, 2000) que la opresión es predecible y produce resultados específicos (es decir, racismo internalizado, colusión, estereotipos de respaldo). Por ejemplo, el respaldo de los estereotipos negativos por parte de los jóvenes negros puede verse como una forma de confabulación o “creer en el bombo publicitario”.

Trascendencia

Black Panther, además de estar a la altura de las expectativas de su éxito potencial, también frustra muchas representaciones populares de lo que significa ser negro y africano. Es una película, con sus fortalezas y limitaciones, que proporciona un terreno rico para que los padres y tutores discutan la raza con sus hijos. La película habla de muchas dinámicas importantes que van desde lo que significa ser africano versus afroamericano hasta la fuerza y ​​determinación de las mujeres negras. Y el tema del colonialismo y la opresión cuando el «chico malo» de la película dijo (después de lo cual casi me caigo de mi asiento), «Enterradme en el océano con mis antepasados ​​que saltaron de los barcos». [because] sabían que la muerte era mejor que la esclavitud.

La película también destaca el poder de la autodeterminación cuando la madre de T’Challa le dice: «¡Muéstrale quién eres!» O cuando la amiga cercana y cariñosa de T’Challa, Nakia, le dice: «Tienes que decidir qué tipo de rey vas a ser». Y creo que el mensaje de Nakia es exactamente lo que mi amiga quería transmitir a sus hijos: eres más que la percepción o el estereotipo de otra persona.

“Soy invisible, entiendo, solo porque la gente se niega a verme. . . Cuando se acercan a mí, solo ven mi entorno, ellos mismos o el producto de su imaginación, de hecho, cualquier cosa excepto yo. Ralph Ellison, el hombre invisible

Referencias seleccionadas

Asociacion Americana de Psicologia. (2009). Grupo de Trabajo sobre Resiliencia y Fortaleza en Niños y Adolescentes Negros. (2008). Resiliencia en niños y adolescentes afroamericanos: una visión para un desarrollo óptimo.

Hughes, D., Rodríguez, J., Smith, EP, Johnson, DJ, Stevenson, HC y Spicer, P. (2006). Prácticas de socialización étnico-racial de los padres: una revisión de la investigación y direcciones para estudios futuros. Psicología del desarrollo, 42 (5), 747.

Recurso para padres: http://www.apa.org/pi/res