Seleccionar página

Fuente: gradyreese / iStock Photo

Como profesora de yoga convertida en psicóloga, siempre me ha sorprendido la superposición entre la psicología y el yoga, especialmente en la atención plena y el silencio. Una práctica yóguica que encuentro fantástica como psicólogo es el silencio intencional y compasivo. Ya sea que esté en una relación o que actualmente esté soltero y viva solo, es posible que sienta una especie de presión para contestar siempre el teléfono, conversar constantemente con una pareja o siempre tener «algo interesante» que decir. El silencio intencional es una excelente manera de combatir esta presión, y puede ser una forma divertida de profundizar tus relaciones y jugar con la comunicación no verbal.

El silencio intencional y compasivo es el tiempo que usted y su pareja guardarán, o guardarán para sí mismos, para estar intencionalmente en silencio. A continuación se ofrecen algunas pautas para definir un período de silencio.

  • Sea intencional: el silencio intencional y compasivo es solo eso: intencional. Este tiempo asignado no debería ser un momento en el que esté tranquilo, sino cuando elija estarlo.
  • Tenga un plan de juego: establezca la duración de su silencio intencional: ¿10 minutos, 10 horas o en el medio? Decide antes de empezar y comunícate claramente con tu pareja.
  • Establezca reglas: establezca las reglas que seguirá. ¿Se permitirá el contacto físico? ¿Qué pasa con los gestos con las manos no verbales? Incluso podrías considerar crear programación musical: ¿quién se encargará de la música?
  • FMH: Piense en cómo recibirá llamadas en el trabajo si trabaja desde casa. ¿Designa una habitación o espacio específico para tales llamadas?
  • Diviértete: ¿cómo vas a aprovechar este tiempo de silencio? Escribir un diario, mirar televisión o practicar la atención plena son excelentes formas de pasar el silencio intencional, ¡así que elige pasar ese tiempo como quieras!

Si vive solo, es esencial recordar que esta calma la designa y elige usted. Puede parecer muy diferente tener un momento tranquilo en el que deliberadamente no estás respondiendo llamadas telefónicas, en lugar de un momento tranquilo porque nadie está llamando. Recuerda, es importante cuidarte: no eres responsable de estar constantemente disponible para los demás, ya que pueden asumir que no tienes otras obligaciones. Es bueno tener una obligación contigo mismo. Aprovecha este momento de tranquilidad para guardarte algo de espacio.

Recuerda conocer y establecer tus propios límites. El silencio intencional puede ser incómodo a veces, pero usted tiene el control de establecer sus propias reglas básicas y definir cómo será este período para usted. Una vez que defina sus límites y reglas básicas, puede relajarse en el silencio. Espero que pueda utilizar estas pautas como una forma de iniciar sus propios planes de silencio intencional y compasivo y utilizar el tiempo como una forma de aliviar la presión y cuidarse.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies