Seleccionar página

Nuestras familias vuelven a vivir el trauma colectivo de ver niños asesinados en sus escuelas. Durante estos tiempos de profundo dolor, miedo e incertidumbre, nuestros espíritus pueden sentirse quebrantados, solos y temerosos.

Aunque requiere un esfuerzo adicional, es importante fomentar un sentido de conexión y humanidad compartida, apoyando a los niños para que se conviertan en personas amorosas y compasivas y alimentando las necesidades de nuestras comunidades para promover la curación y la conexión, no más miedo y desconexión.

Apoyando a los niños después de los rodajes

Como padres y cuidadores, estamos viviendo nuestras peores pesadillas. Como padres, tenemos que adaptarnos a los riesgos a los que nuestros hijos están expuestos a diario, pero los tiroteos masivos en las escuelas son un riesgo extremadamente difícil de aceptar.

Aquí hay algunas cosas que debe tener en cuenta mientras navega apoyando a su familia:

  • Recuerde que, aunque se están volviendo más comunes, los tiroteos masivos aún son relativamente raros.
  • Es importante que nosotros, como cuidadores, cuidemos nuestra salud mental y nuestro bienestar para poder estar presentes y apoyar a nuestros hijos.
  • Para los niños pequeños que pueden no estar escuchando esta noticia, no es necesario que se enteren de este incidente en este momento. Sin embargo, no asuma que su hijo no está escuchando esta noticia en los centros de cuidado infantil u otros lugares, ya que muchos de nosotros a menudo no nos damos cuenta de que hay niños a nuestro alrededor cuando hablamos de temas delicados.
  • Si su hijo ha escuchado las noticias o es probable que las escuche, escuche y observe más de lo que habla.
  • Deje que ellos guíen las conversaciones tanto como sea posible. Tenga en cuenta su etapa de desarrollo y su capacidad para procesar información. Responda sus preguntas poco a poco, permitiéndoles procesar la información, hacer más preguntas o compartir sus pensamientos.
  • Recuérdeles que pueden regresar para hacer más preguntas. Recuérdales que están a salvo, aquí y ahora. Hágales saber qué pasos están tomando usted o su escuela para apoyar su seguridad.
  • Colabore con ellos para crear una lista de actividades que podrían ser útiles en caso de que sus emociones se vuelvan abrumadoras.
  • Recuérdeles que sus sentimientos son válidos: cualquier cosa que sientan es una señal positiva de su humanidad y su capacidad para valorar la vida y el valor de los demás.
  • Mencione explícitamente las formas en que pueden brindar apoyo, consigo mismos (habilidades de afrontamiento), con la familia (pedir ayuda cuando sea necesario) y con los demás y sus comunidades. El altruismo es un mecanismo de afrontamiento saludable que puede fomentar una sensación de sanación colectiva en tiempos de trauma e incertidumbre.

Apoyar a los niños en la transición de regreso a la escuela

  • Después de incidentes de violencia y trauma, los niños pueden mostrar cambios en su comportamiento a medida que navegan por emociones complejas que pueden no tener las herramientas para expresar o navegar de manera más «eficaz» como lo esperan los adultos. Espere algunos cambios en los patrones de sueño, alimentación y actividad general. Es posible que tengan miedo de dormir solos o de separarse de usted. Apóyelos a través de estos sentimientos sin juzgarlos, la mayoría de los niños volverán a su punto de partida después de unos días o semanas.
  • Es importante que tanto los padres como los educadores abran espacios para discutir eventos traumáticos, permitiendo que los niños expresen sus necesidades e involucrarlos en la resolución de problemas sobre cómo navegar sus desafíos. No finja que no ha pasado nada, ya que los niños pueden percibir esto como una falta de permiso para llorar y expresar sus sentimientos.
  • Mantener una sensación de normalidad a través de las rutinas puede ser útil para la mayoría de los niños. Sin embargo, mantener la normalidad regresando al campus después de un tiroteo en la escuela complica esto para las familias. El Dr. Howard Liu, psiquiatra y catedrático de psiquiatría del Centro Médico de la Universidad de Nebraska hace hincapié en no obligar a los niños a volver a la escuela. En cambio, nos recuerda que los niños deben ser «facilitados en la escuela con el apoyo de personal escolar y de salud mental adicional». El Dr. Liu también señala la importancia de que el personal de la escuela reciba capacitación práctica informada sobre el trauma para apoyar estas transiciones y las posibles necesidades emocionales que surgen después de estos eventos traumáticos.
  • Recuerde que aunque la mayoría de las personas experimentan síntomas de trauma después de un evento traumático, la mayoría de nosotros no desarrollaremos una condición de salud mental como el trastorno de estrés postraumático. Los síntomas de trauma incluyen problemas para dormir, pesadillas, sentirse inseguro o que está hiperconsciente de su entorno. También podemos experimentar tristeza, miedo e ira y, lo que es más importante, podemos sentirnos desconectados o desconfiar de los demás.
  • Después de incidentes de trauma y violencia comunitaria, a los niños les puede resultar útil saber cómo pueden ser útiles. En casa, puede nombrar explícitamente formas en que pueden apoyar a la familia durante el proceso de recuperación pidiéndoles que compartan sus sentimientos, pidan ayuda, etc. Fuera del hogar, la familia puede participar en actividades de voluntariado que promuevan la conexión social. La Dra. Katelyn Campbell, una psicóloga que trabajaba en una escuela en Connecticut, compartió que “los niños mayores en realidad querían contribuir escribiendo cartas a los políticos o haciendo una carta grupal que firmaron. También les ofreceríamos a los niños mayores la opción de ‘acompañar’ o ser mentores de un niño más pequeño que estaba nervioso en la escuela». Señaló que los niños quieren sentirse útiles y los educadores pueden empoderarlos “encontrando formas creativas para que sientan que pueden marcar la diferencia”.
  • No olvide que los administradores escolares y los maestros pueden estar disponibles para facilitar una reintroducción amable a la escuela, así que comuníquese y pregunte. Tanto el Dr. Campbell como el Dr. Liu enfatizaron este punto; los padres no deben sentirse solos al ayudar a sus hijos a regresar a la escuela.

Para administradores escolares y educadores

Tuit de la Dra. Katelyn Campbell (@psych_k8)

Fuente: Barbara Robles-Ramamurthy

  • Los niños y los padres querrán saber qué precauciones tomará la escuela para evitar futuros incidentes.
  • Espere comportamientos relacionados con la ansiedad, el miedo y la incertidumbre. Tenga un plan sobre cómo apoyar compasivamente a los niños en su transición de regreso a la escuela.
  • Crea espacios para que los niños expresen sus sentimientos. Los niños pequeños pueden disfrutar dibujando y coloreando con indicaciones específicas para pintar imágenes positivas que traigan paz, calma y alegría. Los niños mayores pueden beneficiarse de las actividades de movimiento que invitan a la reflexión, la regulación emocional y la conexión social.
  • Recuerde que las respuestas al trauma pueden durar algunos días, semanas, meses o años. Cada niño es diferente. Póngase en contacto con los proveedores locales de salud mental para colaborar en los esfuerzos de apoyo si necesita ampliar la programación en su escuela. Las prácticas de aprendizaje socioemocional y atención informada sobre el trauma pueden ser beneficiosas para apoyar la salud mental de los niños y son particularmente beneficiosas cuando se usan antes y después de que ocurran eventos traumáticos, no solo inmediatamente después de que ocurra una tragedia.
  • Como adultos amorosos y afectuosos, debemos negarnos a aceptar los tiroteos en las escuelas como nuestra «nueva normalidad» y apoyar los esfuerzos para proteger a nuestros niños restringiendo el acceso a las armas de fuego. Nuestros hijos han estado exigiendo acción durante décadas y seguimos decepcionándolos. Como adultos amorosos, colaborativos e inteligentes, procesemos nuestros sentimientos y convirtámoslos en acción para brindar seguridad a nuestros hogares, escuelas y comunidades.

Una versión más corta de esta publicación también se publicó en San Antonio Express News.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies