Seleccionar página

Fuente: arvitalyaa / Shutterstock

Las rupturas románticas se encuentran entre los eventos traumáticos más comunes, aunque algo subestimados, en nuestras vidas. Tal vez debido a que las rupturas son tan universales, la mayoría de las personas las discuten abiertamente y son comprensivas. Por otro lado, precisamente debido a la frecuencia de las rupturas, las personas pueden restar importancia a lo profundamente doloroso y dañino que puede ser una ruptura para un individuo.

Las relaciones románticas provocan emociones intensas que a menudo triunfan sobre la lógica o la explicación. A menudo están vinculados a sentimientos profundamente arraigados sobre nuestro propio valor desde la infancia, nuestra crianza y relaciones con los compañeros, y más. Cuando una relación termina, incluso en términos relativamente buenos, siempre hay un cálculo emocional: el final de algo que quizás esperábamos que fuera continuo, que se basaba en la adoración mutua. Después de una ruptura, siempre hay un sentimiento de rechazo, algo fundamental, algo que dice que ya no podemos estar juntos como antes. Es un golpe para el ego de cualquiera. Cuando una ruptura es inesperada o repentina, el rechazo puede ser aún más intenso o traumático. Romper la autoestima, poner fin a los planes y las esperanzas y recordar los sentimientos pasados ​​de rechazo o fracaso pueden ser devastadores.

Cuidarse es fundamental después de una ruptura. Las metáforas de la curación de heridas físicas durante una ruptura son bastante apropiadas, dado que el dolor psíquico es severo, con distintas etapas de curación a partir de entonces. (También son similares a las famosas etapas de duelo de Kubler-Ross: negación, negociación, enojo, depresión y aceptación). La buena noticia es que la mayoría de las personas suelen curarse adecuadamente, aunque requiere tiempo y esfuerzo mental. Todos sufren a su manera y deben hacer lo que sea mejor para ellos, pero muchos encuentran útiles los siguientes pasos:

1. Tómese su tiempo y déjelo pasar el rato.

Probablemente sea mejor no reprimir o reprimir sus emociones, especialmente inmediatamente después de una ruptura. Sin embargo, las emociones pueden ser tan intensas que pueden no ser apropiadas para exhibirlas en público, así que tómate el tiempo, ve a un lugar privado y solloza. Gritarlo. Gritarlo. Es normal.

2. Escuche música triste.

A corto plazo, puede fortalecer o reavivar recuerdos dolorosos, pero también normaliza el dolor que estás sintiendo para que sepas que no estás solo.

3. Habla con personas que te apoyen.

Los familiares y amigos pueden ayudar, pero asegúrese de reconocer también sus limitaciones. Puede decidir que la ayuda profesional de los terapeutas puede ser más apropiada o útil, y puede proporcionar una perspectiva más neutral y duradera. También pueden indicar comportamientos más profundos o pensar que una relación rota puede ser sintomática para que las relaciones futuras sean más saludables y felices.

4. Lea libros sobre rupturas.

Algo acerca de las palabras tranquilas en la página que describe lo que está pasando puede ser calmante de una manera que difícilmente lo es. También ayuda a reiniciar los centros lógicos en su cerebro que su estado emocional puede haber cortado o inundado. Incluso los libros simples de autoayuda, como Se llama una ruptura porque está rota, de Greg Behrendt, pueden darle a tu mente inquieta el impulso que necesita.

5. Duerma, coma y haga ejercicio.

Por muy tentador que sea tirar tu ciclo regular por la ventana, ahora es el momento más crucial para ceñirte a él. Cumpla con su horario habitual de sueño y alimentación (y cantidades) tanto como sea posible, y desahogue su enojo o energía extra en el gimnasio. Puede ser difícil de hacer al principio, pero al menos intentar hacer los movimientos acelerará el proceso de curación.

6. Trátese bien.

Ahora es un buen momento para hacer rituales de autocuidado que en otras ocasiones podrías considerar como locuras innecesarias. Compra ropa, complementos o maquillaje. Hazte un nuevo corte de pelo. Mordisquear chocolate. Cualquier cosa que fortalezca su sentido de sí mismo como una persona digna de consuelo y orgullo.

7. Conoce gente nueva.

Si bien el rebote puede ser arriesgado, es bueno cuando te sientes listo (en promedio, se necesitan de tres a seis meses) para probar las aguas de las citas. Y de hecho, probablemente sea la forma más rápida de recuperar esa sensación de ser un socio viable. La clave es tomarlo con calma y con firmeza.

8. Establezca límites firmes.

Uno de los peores resultados de una ruptura es una relación ambigua en el limbo una y otra vez, que casi siempre conduce a un empeoramiento del dolor. Eso no quiere decir que no debas concluir o discutir asuntos y preguntas importantes sin resolver con un ex, o que las reconciliaciones nunca suceden. Pero en la medida de lo posible, una vez que haya ocurrido la ruptura, debe limitar el contacto con esa persona. Es como una rehabilitación de drogas: hay un período de abstinencia difícil, pero es la única forma de seguir adelante y sanar.

Ninguna de estas reglas es estricta y rápida, solo sugerencias para desempolvarse después de una caída brusca y moverse en la dirección correcta. Si en algún momento te sientes tan abrumado que recurres al alcohol o las drogas en exceso, que ya no puedes funcionar en tu vida diaria, y / o caes en depresión o ansiedad, no dudes en buscar ayuda profesional.

Las rupturas son eventos casi universales, pero siempre catastróficos en nuestra experiencia de vida, y merecen una atención especial. La buena noticia es que en la mayoría de los casos, después de la devastadora lluvia, las nubes se disipan. En última instancia, las rupturas pueden conducir a un crecimiento y madurez positivos, un conocimiento más profundo de uno mismo y mejores días por delante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies