Seleccionar página

¿Está agotado en el trabajo y económicamente seguro? ¿Sientes que necesitas más tiempo en tu semana para cumplir tus sueños? ¿Estás deseando una vida con un ritmo más lento? ¿O simplemente estás en la edad en que la jubilación tiene sentido? Por otro lado, ¿también te preocupa que una reducción drástica de la estructura pueda ser psicológicamente difícil? ¿Le preocupa cómo se sentirá menos flujo de caja?

Un buen amigo mío se jubiló recientemente a la edad de 58 años. Los primeros tres meses de la transición fueron significativamente más difíciles de lo que esperaba, mientras observaba la caída del mercado de valores y le preocupaba cómo iba a ocupar sus días.

“Tal vez me retiré demasiado pronto”, reflexionó. “Estoy aburrido pero demasiado estresado para subirme a mi auto y conducir a algún lado porque los precios de la gasolina son muy altos”.

La jubilación es un cambio de vida significativo y la transición puede ser difícil para muchos. Aunque la jubilación no causa depresión en general, las luchas comunes incluyen parálisis de decisión, alteración de la identidad, soledad y una sensación de pérdida de propósito. Aquí hay algunos factores que podrían influir en la fluidez de esa transición para usted.

Preocupaciones financieras

¿Qué tipo de sentimientos surgen cuando piensas en no tener ingresos? ¿Te sientes temeroso? Si es así, ¿cuáles son los pensamientos asociados con esos miedos y qué tan válidos son?

La gente dice que el tiempo es más valioso que el dinero. Pero si no tiene suficiente dinero para satisfacer las necesidades básicas o para pagar las cosas que le dan alegría, como viajar o salir a comer, entonces el dinero puede ganar. Considere reunirse con un asesor financiero antes de dar el salto y pregúntele sobre sus temores y hasta qué punto son válidos. Para esos miedos que no están basados ​​en la realidad, considere trabajar con un terapeuta para tratar de aprender habilidades de afrontamiento antes de dejar su trabajo.

Satisfacción laboral

¿Cómo te gusta tu empleo? ¿Te da alegría? ¿Es estresante? ¿Temes ir a trabajar todos los días? ¿Te da un sentido de propósito?

A veces, tiene sentido quedarse en un trabajo que no le gusta temporalmente para esperar a un jefe terrible o para obtener ese bono de fin de año. Pero permanecer en un trabajo que odias durante años no lo hace. La vida es demasiado corta. Si tiene las finanzas y no está satisfecho con su trabajo actual, jubilarse anticipadamente puede ser una forma de mejorar su bienestar.

Sin embargo, si disfruta de su trabajo y continúa brindándole estímulo y un sentido de propósito sin restarle valor a su vida personal, podría ser mejor que continúe. O al menos considere la jubilación parcial en lugar de jubilarse por completo. Los estudios muestran que trabajar a tiempo parcial, ya sea en el mismo trabajo o en uno diferente, es bueno para el cerebro y puede mantenerlo conectado socialmente y darle sentido al tiempo que le permite tener más tiempo para jugar.

Comunidad social

¿Qué tan fuerte es tu red social? ¿Ya es robusto o necesita algo de refuerzo antes de dejar el trabajo por completo?

El aislamiento social es un importante contribuyente a la depresión y la ansiedad en los jubilados. Los individuos varían en sus necesidades de socialización (los introvertidos necesitan menos estimulación que los extrovertidos), pero todos necesitamos conexión para la salud mental. El aislamiento y la falta de comunidad pueden generar adicción y desesperación. Los estudios muestran que tener pareja, estar involucrado en una comunidad y tener amigos predicen una mayor sensación de bienestar en la jubilación.

Fuentes de alegría y satisfacción.

¿Qué te trae alegría y felicidad? ¿Qué te hace feliz y satisfecho? ¿La jubilación le dará más o menos oportunidades de participar en las cosas que lo hacen sentir bien?

Cuanto más experimentes alegría, más impactarás positivamente a quienes te rodean; no es egoísta tomar decisiones para tu felicidad, asumiendo que no te estás lastimando a ti mismo oa alguien más al participar en las actividades que te dan. Buscar experiencias novedosas, como viajar, participar en proyectos creativos, actividad física y tiempo al aire libre, y tener una mascota son algunos ejemplos de formas saludables en que las personas encuentran alegría en la jubilación.

Significado y propósito

¿Su sentido del significado proviene principalmente de su carrera? ¿O tiene intereses y objetivos externos que también le dan un sentido de propósito?

Como dijo Viktor Frankl en El hombre en busca de sentido: “Una vez que la búsqueda del hombre por el sentido de la vida tiene éxito, no solo lo hace feliz, sino que también le da la capacidad de afrontar el sufrimiento”.

Encontrar un sentido de significado nuevamente después de dejar una carrera de larga data puede ser difícil, pero hacerlo reduce los sentimientos de depresión. Los estudios han encontrado que las personas que tienen metas de vida que no terminan con el cese de su carrera tienen una transición más suave hacia la jubilación. Se puede cultivar un sentido de propósito y significado a través de las conexiones sociales, el voluntariado, la expresión de gratitud, la reflexión sobre las relaciones personales y la participación en actividades grupales al aire libre. Reflexionar sobre sus valores personales y encontrar formas de alinearse más con ellos suele ser útil, algo en lo que algunas terapias para la depresión basadas en la evidencia, como la terapia de aceptación y compromiso, son especialmente buenas.

Condición física y tiempo al aire libre

¿La jubilación le dará más tiempo al aire libre y ya tiene el hábito de hacer ejercicio? ¿O será algo que tendrás que crear desde cero? Si tiene lesiones o enfermedades que interfieren con la actividad física (todos las sufrimos a medida que envejecemos), ¿tiene en mente actividades de respaldo?

Los estudios muestran que participar en actividad física, especialmente al aire libre, conduce a una mejor salud mental a lo largo de la vida. En los jubilados o ancianos, en particular, la actividad grupal al aire libre y el ejercicio físico se asociaron con un mayor bienestar, una mayor vitalidad, un mayor sentido de la vida y una reducción de la depresión.

Familia y relaciones cercanas

¿Está listo su cónyuge para que usted se jubile? ¿Los verás más o menos? ¿Habrá algún cambio en la dinámica de la relación? ¿Ya tiene un buen proceso para comunicar sobre desafíos imprevistos?

A las personas con familias que las apoyan y validan emocionalmente les va mejor durante la transición a la jubilación que a aquellas que no cuentan con ese apoyo. Hablar de la decisión con las personas cercanas a usted y considerar los impactos potenciales de esta gran decisión en todos es una parte esencial del proceso de toma de decisiones.

Función cognitiva

¿Debo preocuparme de que dejar mi trabajo me haga perder la función cognitiva, de acuerdo con la hipótesis de “úsalo o piérdelo”?

Curiosamente, cuando se agrupan, los estudios muestran que, en general, la jubilación no conduce a un deterioro más rápido de la cognición global, aunque puede reducir ligeramente la memoria. Pero hay variabilidad individual. Específicamente, qué tan complejo es su trabajo antes de la jubilación, y si elige trabajar a tiempo parcial después de la jubilación, y dónde, puede afectar lo que sucede con su función cognitiva después de la jubilación. Si bien la jubilación de un trabajo de alta complejidad no conduce al deterioro cognitivo, la jubilación de un trabajo de menor complejidad sí podría hacerlo. Trabajar a tiempo parcial con un nuevo empleador después de la jubilación puede ser mejor para su cognición que trabajar a tiempo parcial con uno anterior.

Conclusión

Al final, no existe una decisión correcta o un momento perfecto para la jubilación. Y todos somos diferentes en nuestras necesidades y recursos. No importa lo que decidas, recuerda también que siempre puedes cambiar de opinión en el futuro. Sin embargo, tomar estas decisiones con los ojos abiertos y con consideración, y de manera mesurada, le servirá bien, independientemente.