Seleccionar página

Fuente: Eugenio Marongiu / Shutterstock

Si bien el estrés hace que algunas personas se derrumben, las personas mentalmente fuertes pueden prosperar a pesar de la tensión adicional. De hecho, ven la adversidad como una oportunidad de crecimiento. Ya sea que enfrenten dificultades financieras, problemas de salud o luchas en el trabajo, las personas mentalmente fuertes no permiten que el estrés las deprima.

Aquí hay siete formas en que las personas mentalmente fuertes lidian con el estrés de manera efectiva:

1. Aceptan que el estrés es parte de la vida.

Si bien algunas personas pierden tiempo y energía pensando en cosas como «No debería tener que lidiar con esto», las personas mentalmente fuertes saben que los reveses, los problemas y las dificultades son inevitables. Cuando surgen situaciones estresantes, dedican sus esfuerzos a hacer lo que pueden para seguir adelante. Incluso cuando no pueden cambiar las circunstancias, saben que siempre pueden actuar para mejorar sus vidas.

2. Mantienen los problemas en una perspectiva adecuada.

En lugar de pensar que un pinchazo tiene el poder de arruinar todo el día, las personas mentalmente fuertes mantienen las desventajas en la perspectiva adecuada. Cuando se sienten tentados a catastrofizar un evento menor, como pensar que un error podría arruinar toda su carrera, responden reformulando el mensaje que se dan a sí mismos y se niegan a dejar que se establezca un monólogo interior pesimista.

3. Cuidan su salud física.

Las personas mentalmente fuertes reconocen la importancia de mantener sus cuerpos en buen estado de funcionamiento. Reconocen que no podrán lidiar con el estrés si están agotados y se quedan sin nada. Hacen ejercicio, duermen mucho y siguen una dieta que los mantiene saludables.

4. Eligen habilidades de afrontamiento saludables.

Mientras que algunas personas recurren al alcohol, la comida chatarra u otros vicios malsanos para ayudarlos a escapar del estrés, las personas mentalmente fuertes manejan el malestar de manera productiva. Se permiten sentir emociones incómodas como ansiedad, miedo y tristeza de frente. Utilizan actividades saludables, como salir a caminar o participar en un pasatiempo, para lidiar con el dolor emocional.

5. Equilibran la actividad social con la soledad.

A veces, en un intento por evitar problemas, la gente llena sus horarios con actividades sociales. Otros lidian con el estrés alejándose de sus amigos y familiares. Las personas mentalmente fuertes encuentran un equilibrio: mantienen una vida social saludable incluso cuando están estresadas, pero también reservan tiempo para estar a solas con sus pensamientos.

6. Reconocen sus elecciones.

El estrés puede hacer que las personas se sientan víctimas de malas circunstancias. Las personas mentalmente fuertes reconocen que todo lo que hacen, desde el momento en que se despiertan hasta el momento en que se duermen, es una elección. Están dispuestos a decir no a las cosas que no quieren hacer y asumen la responsabilidad de su comportamiento.

7. Están buscando el lado positivo.

Las personas mentalmente fuertes no necesariamente ven el mundo a través de lentes de color rosa, tienen una visión realista, pero buscan el lado positivo en circunstancias difíciles. Reconocen que las cosas buenas pueden provenir de situaciones estresantes. En lugar de permitir que las pruebas los conviertan en personas amargadas o víctimas indefensas, eligen utilizar circunstancias estresantes para volverse más fuertes y mejores.

Soy psicoterapeuta, oradora principal y autora de 13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen, un libro superventas que está traducido a más de 20 idiomas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies