Seleccionar página

¿La tecnología moderna y su capacidad para acceder a cantidades infinitas de información y entretenimiento le han traído menos o más estrés a su vida?

Por supuesto, podemos comprar cualquier cosa que queramos en línea (ropa, computadoras y automóviles) y sí, es conveniente. Pero, ¿ha hecho nuestras vidas más pacíficas?

Energía emocional

La mayoría de nosotros estaría de acuerdo en que la energía emocional se ha convertido en un bien preciado en nuestras vidas. Cuando nos sentimos emocionalmente agotados, la ansiedad y el estrés son sus subproductos naturales. Sin control, el estrés puede provocar una sensación de pérdida de control.

Como resultado, el estrés puede hacer que busquemos un alivio temporal de los hábitos poco saludables que crean más estrés a largo plazo. Recurrir al alcohol, los alimentos reconfortantes o gastar en exceso puede proporcionar un alivio y una distracción temporales, pero estas cosas complican enormemente nuestras vidas.

Controla tu estrés

Todo lo que nos causa estrés no se puede eliminar, ni tampoco debería serlo. Un bajo nivel de estrés estimula al cerebro a aumentar la productividad y la concentración. También puede ser un gran motivador para realizar cambios, resolver problemas o alcanzar metas.

Además, muchas fuentes de estrés simplemente están fuera de nuestro control. Se ha vuelto tan común que las personas se sientan estresadas y sobrecargadas que tendemos a olvidar que hay otra forma de vivir.

Fuente: Eldar Nurkovic / BigStock

Mujer joven feliz y disfrutando de la paz interior.

Fuente: Eldar Nurkovic / BigStock

Es hora de reducir la velocidad y considerar formas de traer más paz a su corazón y alma. Comience con estas siete ideas:

1. Cuidado con los carteristas de la paz.

Te encuentras con todo tipo de personas y situaciones que intentan robarte la tranquilidad. Sepa cuáles son y tome medidas para repelerlos.

2. Tómate un día, una mañana o un momento de cordura.

Independientemente del tiempo que pueda permitirse, dese el espacio para refrescar su mente y su espíritu.

3. Reconsidere sus listas de «debería hacer» y «debería hacer».

Si la voz en tu cabeza te hace sentir culpable por hacer cosas que no te brindan alegría, considéralos como los principales candidatos para derribarlos.

4. Detenga el hábito de la aprobación.

Es natural querer ser amado por los demás y es saludable aceptar que esto no sucederá todo el tiempo.

5. Quédese quieto.

Si su ritmo lo está cansando, reserve medio día o un día completo para sentarse en el sofá y pensar, escribir un diario, leer y tomar una siesta.

6. Deja que la música te mueva.

Pocas cosas son tan catárticas y depurativas como tu música favorita. Use sus canciones favoritas para calmarse, levantar el ánimo o despertar sus emociones.

7. Haga un balance de su calidad de vida.

Es aconsejable evaluar periódicamente su grado de satisfacción con la calidad de vida. Si no se siente satisfecho, piense en los cambios necesarios.

La paz interior es un objetivo que vale la pena. En el saturado mundo de hoy, tener un plan de paz interior y trabajar en él todos los días es una buena manera de asegurarse de lograr ese objetivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies