Seleccionar página

Fuente: Unsplash

Una vez que una persona ha sufrido un trastorno alimentario, hay muchos factores que pueden volver a desencadenar la ansiedad por la dieta o el peso, incluidas experiencias como:

  • el embarazo,
  • un familiar o amigo está perdiendo peso o está comenzando una dieta restrictiva (por ejemplo, volviéndose vegano o paleo), y esto desencadena un sentimiento de comparación / competencia,
  • ganar un poco de peso y querer perderlo,
  • pasar tiempo con una persona muy delgada (por ejemplo, un nuevo colega),
  • una lesión que impide el ejercicio,
  • comenzar a hacer deporte o hacer ejercicio después de un período de inactividad,
  • empezar a usar aplicaciones de seguimiento de actividad / salud,
  • tropezar accidentalmente con videos de «thinspo» (inspiración para adelgazar), o
  • una situación muy estresante, como estudiar para el bar.

Ahora, obviamente, esta es una lista larga (y lejos de ser exhaustiva), por lo que es normal encontrar cosas que se vuelven a activar. Sin embargo, tenga en cuenta que, dadas las mismas experiencias, una persona puede sentirse desencadenada de nuevo y otra no. Además, volver a activarse no significa que esté condenado a una recaída. Puede terminar con cambios de recuperación durante uno o dos días (o incluso una semana o dos) y volver a la normalidad. Para ayudarlo a aumentar su resiliencia, aquí hay algunos consejos específicos.

Estrategias para sobrellevar cuando se siente reactivado

1. Reconózcase cuando se sienta impulsado y dígaselo a alguien.

El secreto y la negación son características de los trastornos alimentarios. Si algo desencadena su vulnerabilidad a los trastornos alimentarios, intente decirle a alguien en quien confíe acerca de lo que está pasando. No tiene por qué ser una conversación enorme, profunda y significativa. Puede ser simplemente reconocer cómo se siente.

2. Recuerde las cosas buenas de no tener un trastorno alimentario.

Empiece a hacer una lista con viñetas de todas las cosas buenas que siente personalmente por no tener un trastorno alimentario. Es mejor hacer esta lista cuando se sienta bien para poder consultarla. Aquí hay algunos ejemplos, pero personalice su lista.

  • Tenga más enfoque, enfoque y energía.
  • Tenga espacio mental para otras metas.
  • No se sienta culpable por preocupar a quienes lo rodean por su salud.
  • No debe ser visto por ser muy delgado.
  • Tu cabello no se cae.
  • Tener un período normal y tener la posibilidad de quedar embarazada.

3. Limite cualquier desliz de síntomas sutiles.

Los trastornos alimentarios se afianzan en parte a través de varias reglas y objetivos autoimpuestos que se vuelven cada vez más rígidos y restrictivos. Algún día su meta es pesar 120 libras, y una vez que haya alcanzado esa meta, de repente 110 libras es su nueva meta. Un día cortas la comida para llevar y al día siguiente cortas todo el aceite.

La buena noticia es que si te sientes más obsesionado con algo, romper la cadena una o dos veces puede restaurar tu capacidad de ser psicológicamente flexible. Por ejemplo, si evita cada vez más los alimentos que contienen aceite (o carbohidratos), comerlos varias veces le resultará mucho más fácil. Comience con algo que no encuentre demasiado estresante, como agregar unas gotas de aceite de sésamo a un salteado, o lo que sea.

Otro ejemplo de cómo romper una cadena de obsesión creciente podría ser saltarse uno o dos días de ejercicio, o no aumentar la duración / intensidad de su ejercicio con cada entrenamiento.

O, aquí hay otro escenario: por alguna razón, termina saltándose el almuerzo durante unos días seguidos y comienza a sentir una fuerte necesidad de seguir haciéndolo. Antes de las dos veces que se salteó el desayuno, no había sentido la necesidad particular de hacerlo. El impulso fue provocado por el comportamiento. Si desayunas normalmente durante unos días o una semana, es probable que la necesidad de saltarte el almuerzo vuelva a ser lo que era antes: leve o inexistente.

Tenga cuidado con los aumentos en cualquiera de estos 20 signos sutiles de trastornos alimentarios.

4. Considere evitar ciertos factores desencadenantes.

Generalmente, evitarlo no es una buena idea. De hecho, generalmente es una idea terrible. Por ejemplo, si está socialmente ansioso, evitar los factores desencadenantes generalmente lo hará más ansioso. Sin embargo, en algunas situaciones, puede ser una buena idea intentar evitar ciertos desencadenantes no esenciales. Digamos que comienza a usar una aplicación de seguimiento de actividad y se siente ansioso si no aumenta la distancia que camina o las calorías quemadas cada día. Puede ser una buena idea eliminar la aplicación en lugar de tener que luchar con sentirse reactivada.

Lectura esencial sobre los trastornos alimentarios

En algunos casos, la mejor opción puede ser evitar sutilmente los factores desencadenantes. Por ejemplo, si su compañero de trabajo comienza una dieta paleo y habla mucho de ella. Podrías ser cortésmente receptivo pero no involucrarte en largas conversaciones al respecto.

5. Preste atención a decisiones aparentemente menores.

Las decisiones aparentemente menores son las que te ponen en el camino de los problemas, pero en la superficie parecen razonablemente inofensivas. Por ejemplo, pides tus vitaminas habituales en línea y también pides un tamaño grande de un sustituto del azúcar sin calorías para cumplir con la compra mínima con envío gratis. Estos son los tipos de decisiones que lo ponen en la posición de tener que usar una enorme cantidad de fuerza de voluntad para no verse arrastrado a una espiral de problemas. Si se encuentra tomando este tipo de decisiones, intente retroceder (como en el ejemplo anterior de eliminar una aplicación de seguimiento de actividad que lo está estresando). O cancele la suscripción a los correos electrónicos de ventas donde compró la alternativa de la gran bolsa de azúcar (si es probable que esos correos electrónicos de ventas le traigan productos similares basados ​​en su compra).

He escrito extensamente sobre decisiones aparentemente menores (también conocidas como decisiones aparentemente irrelevantes) en mi libro The Healthy Mind Toolkit.

6. Tome en serio una posible recaída, pero no se asuste ante la primera señal de recaída.

Hay muchos factores desencadenantes potenciales de los trastornos alimentarios en nuestro entorno. Por tanto, la experiencia de algunos de ellos será una realidad. Como dije al comienzo de este artículo, no hay necesidad de entrar en pánico de que la sensación de estar provocado conduzca a una recaída automática. Sin embargo, debes estar algo atento a las decisiones que tomas cuando te sientes impulsado.

Trate de convertir la experiencia en una situación en la que afirme su compromiso de sentirse bien tomando medidas positivas para respaldarlo. Cela comprend : manger régulièrement, manger suffisamment, manger une variété d’aliments, pratiquer une activité physique de manière non obsessionnelle et consacrer votre énergie mentale à tout ce qui est important et non compétitif pour vous, comme passer du temps à entretenir vos relations avec los otros.

Si su sensación de estar provocado dura más de una semana o dos y ya ha trabajado con un terapeuta antes, considere ponerse en contacto con él y solicitar una sesión de refuerzo. Puede hacerles saber que está programando una cita preventiva y que solo está buscando una cita o dos para ayudarlo a mantenerse encaminado. Si cree que puede haber una espera para una cita, llame lo antes posible y pida programar una cita que puede cancelar si no la necesita. También puede intentar «canalizar» a su antiguo terapeuta y pensar en lo que él o ella le recomendaría que hiciera en la situación en la que se encuentra. Este experimento mental podría ser suficiente para ayudarlo a recordar las habilidades que aprendió.

Si ha superado un trastorno alimentario, ya ha logrado algo asombroso. A veces, es posible que sienta la tentación de volver a algunos de sus comportamientos anteriores, pero tiene las habilidades para hacer frente a esos impulsos. ¡Lo tienes!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies