Seleccionar página

Unsplash

Fuente: Unsplash

Ha surgido una comprensión cada vez mayor de que la procrastinación se basa en problemas emocionales. La esencia de este argumento suele ser que las personas que postergan las cosas tienen poca tolerancia a la angustia. Cuando se enfrentan a una tarea que provoca sus emociones negativas, se congelan y se retiran en lugar de trabajar en sus sentimientos para liderar el camino. Aunque esta es una de las causas de la procrastinación, las causas son más multifacéticas. Veamos seis raíces diversas de la procrastinación.

1. Fatiga de decisión.

Si constantemente tiene que tomar decisiones, es posible que rechace las más pequeñas. Por ejemplo, quería comprar un monitor de frecuencia cardíaca para el gimnasio. Elegí el que quería comprar, pero justo cuando estaba a punto de agregarlo a mi carrito, me di cuenta de que tenía que elegir entre los dos tamaños ofrecidos. En este punto, me he topado con una pared de ladrillos de fatiga de decisión y no he regresado a la compra durante más de una semana.

2. Dificultad para planificar y secuenciar.

A nivel neurocognitivo, algunas personas no son buenas para planificar procesos de varios pasos. Cette difficulté est particulièrement importante chez les personnes atteintes de TDAH, mais il y a beaucoup de personnes qui n’ont pas de TDAH et qui sont par ailleurs très intelligentes, pour qui diviser une tâche complexe en une série d’étapes n’est pas una fuerza. Para algunas personas, es obvio tener una vista panorámica de una tarea, ver los pasos y ver un punto de partida. Para otros, este no es el caso.

3. Procrastinación en las relaciones.

La procrastinación tiende a causar estrés en las relaciones, especialmente cuando las parejas están más establecidas, toman decisiones de vida juntas y dependen el uno del otro para tareas importantes como la declaración de impuestos sobre la renta.

Si una persona en una relación tiene una tendencia a posponer las cosas, a menudo habrá un enfrentamiento que involucrará resentimiento, resentimiento, estrés, y ambos individuos se sentirán sin apoyo para realizar tareas que involucran responsabilidad compartida. Cuanta más presión sienta el procrastinador, más se hundirá en ella y se negará a hacer lo que se le pida.

Si bien es obvio que un tira y afloja procrastinado puede conducir a una discusión, una consecuencia menos obvia, pero al menos tan importante, es que esta pelea puede conducir a una erosión de la cercanía relacional. Por ejemplo, si cada vez que la pareja pasa tiempo juntos a solas surgen cosas que hacer, eso los desalienta a pasar tiempo juntos.

Todo esto puede crear un círculo vicioso de sentimientos negativos más altos y sentimientos positivos más bajos (como una menor confianza emocional) en la relación.

4. Procrastinación vinculada a la depresión

Escribí un artículo anterior sobre cómo se relacionan la depresión y la procrastinación. En resumen, cuando las personas están deprimidas, tienden a postergar todo tipo de tareas, ya sean simples o complejas, divertidas o tediosas. Las personas con depresión a menudo se enfrentan a muchas cavilaciones (pensamientos negativos en exceso) y, a menudo, pierden la confianza en su capacidad para ser amigos, socios, compañeros de trabajo confiables, etc.

5. Procrastinación ligada a la ansiedad.

Cuando las personas posponen las tareas debido a las emociones negativas que despierta la tarea, la ansiedad suele ser parte del panorama. Incluso cuando, en la superficie, una persona no quiere hacer una tarea porque es aburrida, lo aburrido es a menudo una codificación difícil (por ejemplo, los niños que encuentran las matemáticas «aburridas» a menudo significan que es muy difícil).

Otro vínculo es que la ansiedad por el desempeño a menudo lleva a una persona a adoptar un enfoque perfeccionista de una tarea, lo que hace que la tarea sea innecesariamente intimidante. Este artículo describe otros vínculos entre la ansiedad y la procrastinación.

6. Procrastinación ligada a la creatividad.

Muchos tipos de trabajo creativo (definidos en términos generales) se benefician de que las personas se tomen el tiempo del proyecto y lo miren con ojos nuevos. A veces puede lograr un estado de ojos frescos con solo una noche de sueño. Otras veces, puede ser útil dejar pasar unos meses antes de revisar un proyecto. Dedicar mucho tiempo a un proyecto puede ser una postergación y una ayuda creativa. A menudo, no existe una distinción clara. Ambos podrían tener la molesta sensación de procrastinación y disfrutar del descanso de manera creativa.

Cuando la gente hace un trabajo creativo, no lo hace en un vacío mental. Parte del objetivo del creador está determinado por lo que está sucediendo en el mundo y lo que está sucediendo en su vida en ese momento. Las experiencias de la vida, incluidas las más mundanas, pueden llevar a apelar a diferentes analogías, etc. Esto explica por qué puede ser útil ver un proyecto con ojos nuevos.

Lecturas esenciales sobre la procrastinación

7. Bono: una combinación.

A menudo, más de un factor contribuye a la procrastinación. También puede haber elementos habituales, como esperar siempre hasta tres días antes de la fecha de vencimiento para redactar un informe de trabajo. No es necesariamente un mal modelo si es un sistema que funciona para usted.

Soluciones:

  • Cuando se trata de procrastinación, busque cualquier tipo de procrastinación que tenga costos significativos para usted, ya sea estrés en las relaciones, estrés personal o reducción de la calidad del trabajo.
  • Encuentre estrategias que lleguen a la raíz del problema. Por ejemplo, reduzca y simplifique el alcance de la tarea si el perfeccionismo es un problema. Si le resulta difícil planificar y averiguar por dónde empezar, discútalo con alguien que sea bueno en eso y elabore una lista de verificación para la próxima vez que necesite hacer una tarea similar. Si la depresión es un problema, busque tratamiento, etc.
  • Desarrolle una variedad de estrategias para superar la procrastinación de modo que en cualquier situación tenga una que considere factible y relevante en esa situación. Por ejemplo, en The Healthy Mind Toolkit, describo 21 estrategias para superar la procrastinación y siete de ellas se toman aquí.

Imagen de LinkedIn y Facebook: Natalya Stepowaya / Shutterstock