Seleccionar página

InesBazdar / Shutterstock

Fuente: Ines Bazdar / Shutterstock

Lo más importante que debe saber acerca de la baja confianza en sí mismo es que no es culpa suya.

Los factores que contribuyen a la baja confianza en uno mismo se combinan e interactúan de manera diferente para cada persona. Sus genes, antecedentes culturales, experiencias de la infancia y otras circunstancias de la vida juegan un papel. Pero no se desanime: si bien no podemos cambiar las experiencias de nuestro pasado que nos han moldeado, podemos hacer mucho para cambiar nuestros pensamientos y expectativas a fin de ganar más confianza.

Genes y temperamento

Parte de lo que da forma a nuestra confianza en nosotros mismos está arraigado en nuestro cerebro al nacer. Menciono estos factores no para abrumarlo, sino para hacerle saber que no debe culparse por su propia imagen.

Los estudios han demostrado que nuestra estructura genética afecta la cantidad de ciertos químicos que aumentan la confianza a los que nuestro cerebro puede acceder. La serotonina, un neurotransmisor asociado con la felicidad, y la oxitocina, la «hormona del abrazo», pueden ser inhibidas por ciertas variaciones genéticas. Entre el 25 y el 50 por ciento de los rasgos de personalidad relacionados con la confianza pueden heredarse.

Algunos aspectos de nuestro comportamiento también se derivan de nuestro temperamento. Si, por naturaleza, es más vacilante y vigilante, especialmente en circunstancias desconocidas, es posible que tenga una tendencia llamada «inhibición conductual». Cuando se enfrenta a una situación, se detiene y comprueba si todo se ve como esperaba. Si algo sale mal, corre el riesgo de alejarse de la situación.

La inhibición del comportamiento no es del todo mala. Necesitamos algunas personas en el mundo que no salten por impulso en todas las situaciones. Si eres una persona cautelosa y reservada, es posible que tu confianza en ti mismo se te haya escapado. Pero una vez que se entienda a sí mismo y las herramientas de este libro, podrá trabajar con su temperamento y no luchar contra él.

Experiencias vitales

Varias experiencias individuales pueden llevar a sentirse completamente inseguro o incluso sin valor. Aquí discutiré algunos.

Trauma. El abuso físico, sexual y emocional pueden afectar significativamente nuestros sentimientos de autoestima. Si repite recuerdos de abuso o si se siente atormentado o avergonzado de sus experiencias, considere buscar tratamiento con un médico autorizado.

Estilo de crianza. La forma en que fuimos tratados en nuestra familia de origen puede afectarnos mucho después de la niñez. Por ejemplo, si tu padre o madre te desprecia constantemente, te compara con los demás o te dice que nunca harías nada, probablemente estés llevando estos mensajes contigo hoy. Los problemas de adicción y salud mental de un padre también pueden cambiar su relación con el mundo.

Intimidación, acoso y humillación. El acoso infantil puede dejar una marca en su confianza en sí mismo en apariencia, habilidades intelectuales y atléticas y otras áreas de su vida. Las experiencias humillantes en la edad adulta, incluido el acoso en el trabajo o un grupo de compañeros que te falta al respeto o menosprecia, también pueden hacer que estés menos dispuesto a defenderte o perseguir metas elevadas.

Género, raza y orientación sexual. Docenas de estudios muestran que las mujeres están socializadas para preocuparse más por cómo se las ve y, como resultado, para correr menos riesgos. El origen racial y cultural y la orientación sexual también pueden marcar la diferencia. Si ha sido discriminado, es posible que haya internalizado mensajes negativos y falsos sobre su potencial y su “pertenencia”.

Desinformación

La falta de confianza en uno mismo puede deberse a no conocer las «reglas» del juego de la confianza. Por ejemplo, si pensamos que necesitamos sentirnos seguros para actuar con seguridad, nos estamos preparando para el fracaso.

El perfeccionismo es otra forma de pensamiento erróneo que contribuye a la baja confianza en uno mismo. Si pensamos que tenemos que resolverlo todo antes de actuar, estos pensamientos pueden impedirnos hacer las cosas que disfrutamos. Incluso aprender y comprender qué es y qué no es la confianza es un gran paso para construirla.

Lecturas esenciales de confianza

El mundo alrededor de nosotros

Muchos mensajes de los medios están diseñados para hacernos sentir carentes. Las empresas que quieren venderle productos suelen empezar haciéndolo sentir mal consigo mismo, a menudo introduciendo un «problema» en su cuerpo que de otro modo nunca habría notado. (La película Mean Girls introdujo memorablemente esta idea: el personaje principal, nuevo en la cultura de la escuela secundaria estadounidense después de años de educación en el hogar en África, está desconcertado cuando su nueva camarilla se critica a sí mismo frente a un espejo. «Mi cabello de raíz es tan extraño», uno dice. «¡Mis uñas apestan!», proclama otro.)

Ahora que las redes sociales se han vuelto omnipresentes, las publicaciones están llegando más cerca de casa. Es fácil creer que todos los que te rodean tienen el matrimonio perfecto, una carrera de ensueño y una apariencia de modelo además de eso. Pero recuerde: lo que la gente publica en línea está muy organizado y editado. Todos tenemos días malos, dudas sobre nosotros mismos e imperfecciones físicas. ¡Simplemente no los publican en Facebook!

“Una de las razones por las que luchamos contra la inseguridad: comparamos nuestro backstage con el de los demás. —Steven Furtick

Ansiedad y depresión

Es común que la ansiedad y la depresión vayan acompañadas de problemas de autoconfianza. Si le han diagnosticado ansiedad o depresión en el pasado y está trabajando con un terapeuta, puede traer su libro de trabajo y tal vez revisarlo juntos. Es valiente por su parte superar las barreras a la confianza en sí mismo, y desarrollar la confianza también lo ayudará a reducir la ansiedad y la depresión.

Preguntas a considerar:

¿Cuál de los factores contribuyentes descritos en esta sección le habla más?

¿Qué experiencias específicas de tu vida crees que tuvieron los efectos negativos más significativos en tu confianza en ti mismo?

Próximas etapas:

1. Responda este cuestionario de autoconfianza. La confianza en uno mismo comienza con conocerse a sí mismo. También es posible que desee dedicar tiempo a responder estas preguntas diseñadas para ayudarlo a aumentar su nivel de confianza.

2. Descubra por qué la confianza en uno mismo es tan importante. Empieza aqui.

3. Evite estas trampas de la confianza en sí mismo («13 cosas que la gente más segura de sí misma que nunca hace»).

4. Pruebe estos cuatro enfoques probados para aumentar su nivel de confianza.

Adaptado del Libro de ejercicios de autoconfianza: una guía para superar las dudas y mejorar la autoestima. Copyright © 2018 por Barbara Markway y Celia Ampel.