Seleccionar página

Muchas personas que son nuevas en un diagnóstico de trastorno bipolar están interesadas en comprender qué significa tener trastorno bipolar y cómo manejarlo.

Comprender su trastorno bipolar implica aprender sobre la condición y cómo manejarla.

Fuente: Fernando Latorre/Pixabay

El objetivo de esta publicación es dividir el proceso de comprensión de su trastorno bipolar en una serie de pasos tangibles que, combinados, pueden ayudarlo a avanzar en el camino de una mayor comprensión.

El paso más crítico para comprender su trastorno bipolar es comprender su trastorno bipolar. Su experiencia del trastorno bipolar (como los síntomas que más le llaman la atención) puede ser diferente de la experiencia del trastorno bipolar de otra persona.

Considere cómo se pueden aprovechar cada uno de estos cinco pasos a continuación para comprender mejor su propia experiencia individual.

1. Aprende datos sobre el trastorno bipolar, especialmente en lo que se aplica a ti

Familiarícese con los síntomas de la depresión y la (hipo)manía, y con otros síntomas que pueden acompañar a su trastorno bipolar (como la ansiedad y el consumo de sustancias).

Sea un participante activo en este aprendizaje prestando especial atención a su propia experiencia: ¿Su depresión lo lleva a sentirse más inquieto e inquieto, o lo lleva a sentirse más lento? ¿Tu (hipo)manía te hace sentir más productivo de lo habitual o te lleva a comenzar varias tareas pero no terminar ninguna? Al aumentar su familiaridad y conciencia de sus propios síntomas específicos del trastorno bipolar, podrá reconocer mejor y buscar ayuda para estos síntomas cuando surjan en el futuro.

También puede ser útil conocer las posibles causas del trastorno bipolar. En general, la investigación sugiere que varios factores en combinación pueden contribuir a que alguien desarrolle el trastorno bipolar. Algunos de estos factores pueden incluir genes (como tener antecedentes familiares de trastorno bipolar) y eventos estresantes de la vida (estos pueden ser eventos que produzcan cambios negativos o positivos en su vida, como cambios en una relación importante o comenzar un nuevo trabajo) . Considere su propia historia de vida y experiencias, y cómo algunos de estos factores podrían ser relevantes para usted.

Cuando aprenda sobre el trastorno bipolar, recurra a recursos creíbles respaldados por la ciencia para recibir información precisa. Los sitios web de organizaciones como el Instituto Nacional de Salud Mental (una organización dedicada a la investigación de enfermedades mentales) o Depression and Bipolar Support Alliance (una organización que brinda apoyo a las personas con depresión y trastorno bipolar) son buenos lugares gratuitos para comenzar. tu aprendizaje

2. Comuníquese con su equipo de tratamiento

El tratamiento eficaz para el trastorno bipolar es una colaboración entre usted y su equipo de tratamiento (como el médico que receta el medicamento y el psicoterapeuta). Sea abierto con su equipo de tratamiento sobre sus síntomas y cualquier pregunta que pueda tener sobre el trastorno bipolar. Infórmese sobre cualquier medicamento que esté tomando y hable con su médico acerca de los efectos secundarios. Recuerde que mientras su equipo de tratamiento administra su atención, usted es el experto en usted. La información de salud relevante que proporcione a su equipo de tratamiento les permitirá aprender más sobre usted, lo que puede ser útil para colaborar en un plan de tratamiento efectivo.

3. Comience a monitorear su estado de ánimo

El seguimiento de su estado de ánimo es una excelente manera de comprender mejor su trastorno bipolar. Un rastreador de estado de ánimo básico implica calificar su estado de ánimo diario, con calificaciones separadas para (hipo) manía y depresión. Califique sus síntomas diarios de (hipo)manía y/o depresión en una escala con descriptores de «ausente», «leve», «moderado» y «grave». Algunas personas encuentran útil incluir también calificaciones similares para otros síntomas que se destacan para ellos, como la ansiedad. Puede hacer su propio registro del estado de ánimo con papel y lápiz o usar una de las muchas aplicaciones móviles que están diseñadas para el registro del estado de ánimo.

Los objetivos del seguimiento del estado de ánimo son que adquiera el hábito de prestar atención a su estado de ánimo de forma regular, lo que puede aumentar su conciencia de los diferentes estados de ánimo; reconozca cualquier patrón en su estado de ánimo diario; y aumente la conciencia de los desencadenantes de sus estados de ánimo diarios.

Si se siente cómodo, también puede ser muy útil consultar con un amigo de confianza o un ser querido sobre su estado de ánimo diario. Para algunas personas, puede ser un desafío saber cuándo experimentan síntomas de (hipo)manía o depresión, especialmente si el trastorno bipolar es un nuevo diagnóstico para ellos. En estos casos, las conversaciones continuas con una persona de confianza sobre sus estados de ánimo diarios pueden ayudarlo a reconocer mejor los síntomas específicos del estado de ánimo cuando surjan la próxima vez.

4. Sea consciente de sus propios desencadenantes personales de los síntomas del estado de ánimo

Los desencadenantes personales son factores que aumentan el riesgo de experimentar cambios en el estado de ánimo. Reflexione sobre experiencias recientes de depresión e (hipo)manía y considere si hubo algún factor que haya notado antes de que desarrollara esos estados de ánimo. Estos pueden ser sus desencadenantes personales de cambios de humor.

5. Sea consciente de sus señales personales de advertencia de episodios de humor

Sus señales personales de advertencia le dan una pista de que está comenzando a desarrollarse un episodio de depresión o (hipo)manía. Tome nota de sus propias señales de advertencia personales para los episodios del estado de ánimo.

Los cambios iniciales en su estado de ánimo pueden ser señales de advertencia útiles. Use su seguimiento diario del estado de ánimo para ayudarlo a reconocer estos cambios tempranos.

Considere cualquier comportamiento que observe junto con los cambios en su estado de ánimo; estas también pueden ser sus señales de advertencia personales. Por ejemplo, tal vez note que cuando comienza a sentir los primeros síntomas de (hipo)manía, como un aumento leve de la energía, nota aumentos en sus patrones de gasto que no son típicos para usted (una posible señal de advertencia de (hipo)manía ).

Este blog contiene las opiniones e ideas del autor. Es únicamente para fines educativos e informativos y no debe considerarse como un sustituto del tratamiento profesional. El autor no será responsable de ninguna pérdida o daño que supuestamente surja de cualquier información o sugerencia en este blog.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies