Seleccionar página

Fuente: pixabay

La angustia es una parte inevitable de la vida, pero tolerarla a altas intensidades puede ser realmente difícil. La terapia se enfoca en cambiar pensamientos, comportamientos y situaciones para que la vida se sienta mejor a corto plazo. Es importante tener en cuenta que la terapia también enseña a las personas a soportar el dolor o la incomodidad emocional de manera saludable, para que la vida sea mejor a largo plazo. Estas son algunas de las situaciones en las que los terapeutas trabajan con los pacientes para tolerar la angustia, de modo que puedan vivir vidas menos sintomáticas y más satisfactorias:

  • Hablar sobre el trauma en lugar de evitarlo
  • Vive las obsesiones sin actuar sobre las compulsiones
  • Hablar frente a un grupo a pesar de los altos niveles de ansiedad.
  • Sentirse enojado sin actuar sobre la necesidad de lastimar a los demás.
  • Tener el corazón roto sin abusar del alcohol
  • Afirmar una opinión a pesar del sentimiento de inseguridad.

Una relación terapéutica puede ser un contexto particularmente útil para aprender habilidades de tolerancia a la angustia, pero también pueden ser útiles fuera de la terapia. Aquí hay cinco sugerencias para superar tiempos difíciles derivadas de enfoques como la Terapia de Conducta Dialéctica y la Terapia de Conducta Cognitiva:

1. Aceptar. Cuando no nos gustan nuestras emociones, es tentador negarlas, evitarlas o combatirlas. Sin embargo, estas acciones empeoran la situación al agregar más vergüenza y sufrimiento a la mezcla. En su lugar, trate de aceptar sus emociones tal como son en el momento, sin juzgarlas ni a usted mismo por sentirlas.

2. Encuentra significado. ¿Sufres emociones difíciles para poder actuar de acuerdo con tus valores o para lograr una meta? ¿Hay alguna manera de entender o aprender algo valioso de su experiencia? La angustia puede ser más fácil de soportar cuando tiene un propósito.

3. Cálmate. Cuando las personas tienen una enfermedad médica, generalmente toman precauciones adicionales para consolarse. Una estrategia similar puede resultar útil cuando se trata de emociones dolorosas. Trate de encontrar música, paisajes o actividades saludables que hagan que los sentimientos sean menos dolorosos.

4. Busque apoyo social. El estrés es menos una carga cuando tienes personas que te ayuden a superarlo. Encuentre personas que lo consuelen, vea la situación desde una nueva perspectiva o simplemente diga que no está solo.

Pixabay

Fuente: pixabay

5. Recuerde que puede salirse con la suya. La angustia es peor cuando cree que: 1) no puede resistirla y 2) siempre estará en su máxima intensidad. Mirando su pasado, ¿hay ejemplos de otras dificultades por las que haya pasado? ¿Hay otras personas que hayan sobrevivido a lo que estás pasando? Las respuestas a estas preguntas pueden aumentar tu confianza en ti mismo, de modo que puedas tolerar la angustia, incluso cuando no te apetezca. En segundo lugar, las emociones suelen perder intensidad con el tiempo. Incluso cuando las emociones regresan en oleadas, existen diferentes niveles de intensidad entre ellas. Recuerde que tendrá períodos de alivio en los momentos más difíciles, incluso si no se siente así en ese momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies