Seleccionar página

Fuente: Toa Heftiba/Unsplash

Muchas personas están interesadas en establecer mejores hábitos. Hay maneras más fáciles y más difíciles de hacer esto. Tenemos más afinidad por desarrollar unos hábitos que otros. Cuando utiliza este conocimiento, puede facilitar la curación de hábitos.

1. Utilice plazos naturales.

¿Alguna vez ha tratado de construir una fecha límite «falsa» (autoimpuesta) para obligarse a hacer algo? Eso rara vez funciona muy bien.

Por el contrario, la investigación muestra que los plazos cortos impuestos externamente influyen con éxito en nuestro comportamiento.

Esta peculiaridad de la naturaleza humana puede jugar en nuestra contra cuando nos lleva a priorizar tareas relativamente poco importantes con plazos inminentes antes de un trabajo más importante que no tiene o tiene un plazo muy lejano. Sin embargo, también podemos usar este fenómeno para que nos sirva. ¿Cómo?

Use plazos naturales para respaldar sus hábitos.

Dos ejemplos.

  • Actualmente tengo citas médicas mensuales. Me sacan los laboratorios el día antes de cada cita. No me gusta que me saquen sangre, así que a menudo pospongo esto. Sin embargo, quiero revisar los resultados con el médico. Eso me motiva a mantener el hábito. El médico también me felicitó por lo concienzudo que soy al respecto, ¡así que ahora quiero mantener mi estatus de ‘alumno estrella’!
  • Mi compañía de basura recoge nuestra basura y reciclaje los miércoles por la mañana. Eso me motiva a ordenar y llenar las papeleras los martes. Si no uso ese espacio en los contenedores cada semana, se pierde permanentemente ya que solo puedo sacar lo que cabe en los contenedores.

2. Observa cuando ya haces el comportamiento que estás tratando de convertir en un hábito.

Mi último libro, Stress-Free Productivity, trata sobre el uso del autoconocimiento para personalizar su productividad. En lugar de adoptar los sistemas y sugerencias de otras personas, puede aplicar ingeniería inversa a los suyos. Si hay un comportamiento que haces esporádicamente, identifica si hay algún patrón cuando lo haces.

«Cuándo» podría estar relacionado con el tiempo (p. ej., el día de la semana, el mes del año), o podría estar relacionado con las circunstancias (p. ej., cuando su pareja está fuera de la ciudad o cuando sus hijos regresan a la escuela después de las vacaciones) .

Si ya tiene un poco de un hábito, puede fortalecerlo, incluso para crear hábitos de hacer comportamientos que disfrute más. Por ejemplo, me gusta escuchar el podcast Happier de la autora Gretchen Rubin específicamente en viajes por carretera. Pero no siempre pienso en hacer esto o descargar episodios con anticipación si tengo un servicio deficiente.

3. Observa tus mejores ventanas de autorregulación.

La mayoría de nosotros tenemos períodos de tiempo en los que estamos más concentrados y enfocados que en otros momentos. Mis mejores ventanas son de lunes a miércoles, desde que me despierto hasta alrededor de la 1 pm.

Trabaje con sus ritmos naturales en lugar de contra ellos. Si un hábito es de importancia crítica, planee hacerlo dentro de sus mejores ventanas de autorregulación.

Con demasiada frecuencia, las personas planean hacer sus tareas más importantes cuando ya están agotadas por otro trabajo. Por ejemplo, cree que trabajará en su proyecto a largo plazo más importante a las 3:00 p. m. después de haber terminado todas sus tareas pendientes urgentes.

4. Utilice «reinicios».

Las investigaciones muestran que cuando se interrumpen nuestros hábitos existentes, somos más propensos a desarrollar nuevos hábitos. Puede diseñar esto a través de diferentes tipos de «restablecimientos». Por ejemplo, elimine periódicamente todas sus suscripciones a YouTube o podcasts y vea cuáles extraña.

Si te gusta más el juego, puedes hacer lo mismo con membresías pagas, como Costco o Netflix. Cancele periódicamente todos (o algunos) de ellos e intente restablecer el hábito.

¿Qué otras ideas tienes sobre cómo podrías «restablecer» tu ropa actual y permitir que surjan nuevas en su lugar de manera orgánica?

5. Utilice reguladores sociales naturales.

Si tienes amigos que tienen buenos hábitos que te gustaría adoptar, entonces involúcrate más en sus hábitos. Por ejemplo, si su amigo va de excursión todos los fines de semana con su club de senderismo, ¿por qué no unirse a ese club?

Los consejos sobre la ropa pueden sentirse bastante trillados después de un tiempo. A veces puede parecer otra conferencia más sobre cómo todos deberíamos comer mejor, hacer más ejercicio y hacer un trabajo más profundo. Sin embargo, hay formas más divertidas y personalizadas de construir hábitos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies