Seleccionar página

Fuente: Steven Coffey/Unsplash

Fuente: Steven Coffey/Unsplash

Muchas personas acuden a terapia cuando se sienten distantes de su pareja, tanto emocional como físicamente. Plantean preocupaciones como estas:

  • “Siento que he olvidado cómo comunicarme con mi pareja, ¿cómo es eso posible?”
  • “Solíamos pasar mucho tiempo juntos y siempre teníamos algo que decir. ¿Por qué siento que nos hemos quedado sin cosas que hacer o discutir entre nosotros?”
  • “Mi pareja se ha estado sintiendo como un extraño últimamente. Me hace preguntarme si he hecho algo terriblemente malo”.

Si bien la introspección de su propio comportamiento en la relación es ciertamente útil en tales casos, también es importante observar de cerca a su pareja para descartar signos de retirada de la relación.

Retirarse de una relación es un mecanismo de defensa que las personas usan en las relaciones para evitar ser lastimadas, según un estudio publicado en el Journal of Couple and Relationship Therapy.

El instinto de autoconservación es comprensible, especialmente si su pareja ha tenido una historia difícil con las relaciones. Sin embargo, retirarse de una relación como estrategia para evitar ser lastimado tiene un alto costo emocional para ambas personas.

Aquí hay tres tácticas que las personas usan cuando se retiran de una relación y consejos sobre cómo lidiar con ellas:

1. Retiro de socios y distancia

El retiro de la pareja a menudo se conoce como «obstrucción», o ser evasivo para evitar situaciones o conversaciones en las que uno podría tener que ser transparente y estar presente.

En algunos casos, las personas pueden alejarse de su pareja anticipándose a que su pareja les haga lo mismo.

La necesidad de retirarse obliga a una persona a «siempre dejar una ruta de escape» o «mantener sus opciones abiertas» en una relación, negándole el placer de sentir que puede ser completamente vulnerable y participar en su relación. Recuerde, la investigación sugiere que las mejores relaciones son las que se construyen en torno a la confianza y el compromiso mutuos, y ambas partes creen que la relación durará para siempre.

El distanciamiento es otra forma de alejamiento de la relación en la que una persona mantiene a su pareja a distancia, tanto emocional como físicamente. Los comportamientos de distanciamiento incluyen la falta de disponibilidad, el cierre y la retención.

Algunas personas llegan a engañar o engañar a su pareja para evitar ser vulnerables en las relaciones.

2. Desapego emocional

El desapego emocional se refiere a la tendencia de una persona a permanecer emocionalmente controlada en su relación al no expresar sus emociones o incluso ocultarlas para evitar formar verdaderas conexiones emocionales.

Cuando los lazos emocionales no se forman o nutren, existen formas limitadas de acceder al mundo interior de su pareja. Esto podría hacerte sentir que tu relación siempre está sobre hielo delgado.

Las personas que tienden a aislarse emocionalmente de sus parejas también pueden caer en tendencias obsesivas y/o autodestructivas, como soñar despierto, beber en exceso, jugar videojuegos en exceso o incluso autolesionarse como una forma de «adormecerlo».

3. Esfuerzo de retirada

Retirar el esfuerzo es una estrategia para evitar conflictos en las relaciones al reducir la cantidad de esfuerzo que uno invierte en la relación. La idea es llegar a un punto en el que tu pareja no espere nada de ti.

Esto también puede incluir no expresar sus propias preocupaciones sobre la relación y dejarse llevar para evitar la confrontación. Las personas que retiran esfuerzo de una relación tratan de mantenerla con la mínima cantidad de trabajo posible para no despeinarnos.

En otros casos, la persona puede volverse increíblemente perezosa con respecto a la relación y solo invertirá esfuerzo si es coaccionada. Como todos sabemos, la forma en que una pareja lucha y resuelve sus problemas es un indicador importante de la salud de la relación. En una relación en la que uno o ambos miembros se están desprendiendo activamente de ella, se instala una atmósfera de estancamiento que conduce a problemas más profundos y complejos.

Relaciones Lecturas esenciales

Cómo abordar el retiro de la relación

Hay dos pasos básicos que uno puede seguir cuando trata de denunciar el retiro de su pareja de su relación:

  • Hable con ellos, preferiblemente con un mediador. El hábito de retirarse de la relación suele ser el resultado de un trauma pasado. Por eso es necesario confrontar a tu pareja sobre su comportamiento con un profesional involucrado. Obtener ayuda de un mediador neutral y bien informado aumenta las posibilidades de una resolución exitosa.
  • Sepa cuándo alejarse. Si la situación se deteriora hasta el punto en que se debe tomar una decisión sobre si continuar o no con la relación, elíjase usted mismo. Al final del día, la responsabilidad de manejar las propias emociones es de uno mismo, y tu sufrimiento no mejorará la situación.