Seleccionar página

Fuente: Unsplash

Aquí hay algunas señales de que está agotado. Tal vez haya trabajado demasiado y haya rascado el barril de su energía durante demasiado tiempo, o tal vez haya estado un poco deprimido. Otro escenario es que usted está crónicamente ansioso o con dolor físico, y eso lo agota. Si experimenta más de uno de estos síntomas de agotamiento, debe cambiar sus estrategias de afrontamiento.

Nota: Si el ejemplo exacto no coincide con su situación, pero se refiere al principio general que ilustra, siempre puede marcar este elemento.

1. Hacer tareas ligeramente desagradables que tomarán menos de cinco minutos siempre parece abrumador y desencadena la procrastinación (por ejemplo, sacar la basura o vaciar la aspiradora).

2. Si se hincha brevemente (por ejemplo, mientras escucha una canción pegadiza), funciona momentáneamente, pero luego se siente completamente abrumado.

3. Solo come alimentos que puede cocinar en el microondas o comer directamente del paquete.

4. Tiene varias horas al día en las que todo lo que puede hacer es ver videos o hacer clic en Internet. Incluso leer un libro sería demasiado esfuerzo.

5. Hay algo que debe hacer para manejar un problema médico, como tomar medicamentos o usar ungüento, pero no tiene la energía ni la voluntad para hacerlo de manera constante.

6. Continúa realizando tareas de manera ineficiente porque es abrumador organizarse. Por ejemplo, sigue comprando alimentos para una o dos comidas en lugar de comprar alimentos grandes durante toda la semana. (Este es un modelo de autosabotaje que cubro en profundidad en mi libro, The Healthy Mind Toolkit).

7. Consume pequeñas porciones de contenido (por ejemplo, videos de YouTube) porque al final de su jornada laboral ya no tiene el foco en nada más.

8. Pospone pequeñas tareas que, si no se hacen rápidamente, podrían convertirse en problemas costosos (o costosos). Por ejemplo, la luz de advertencia de aceite se enciende en su automóvil y la ignora durante unos días.

9. Dejas que tus hijos pasen horas frente a una pantalla porque estás demasiado cansado para pelear por ello o hacer actividades con ellos (por ejemplo, leerles).

10. Siempre te despiertas cansado.

11. Si tienes pareja, ignoras sus quejas de relación porque no tienes el espacio mental para lidiar con sus necesidades emocionales.

12. Pasas tiempo todos los días haciendo algo que parece que está arruinando tu vida. Por ejemplo, vas a las redes sociales todos los días. Lo encuentra insatisfactorio, pero lo hace de todos modos. No tienes la energía para romper el hábito y planificar una actividad alternativa.

13. No tiene la energía para planificar o establecer metas, por ejemplo: le gustaría planificar unas vacaciones, pero no puede reunir la energía para organizarlas. O bien, sabe que debe devolver un artículo antes de una fecha determinada. Piensas en ello todos los días, pero dejas pasar la fecha porque simplemente no te molestan.

Sugerencias para combatir el agotamiento

  • Tómate unas noches antes para reiniciarte.
  • Invierte en ti mismo durante unas semanas. En lugar de esforzarte por otras personas (por ejemplo, tu trabajo, amigos o familia), ahorra algo de esa energía para llenar tu tanque.
  • Busque posibles causas físicas de lo que está sintiendo, como niveles bajos de hierro o de vitamina B12. Esto es principalmente relevante si sabe que no ha comido bien o es vegetariano, pero puede haber otras causas de fatiga permanente, como apnea del sueño o tiroides hipoactiva. Pídale a su médico de familia que busque las causas físicas de la baja energía.
  • Pruebe algo diferente de lo que ha estado haciendo recientemente. Por ejemplo, si ha leído mucho sobre autoayuda pero no ha visto a un terapeuta antes, pruébelo. También puede probar estrategias que haya utilizado en otros momentos de su vida, pero no recientemente. Por ejemplo, cuando era más joven iba al yoga por estrés, pero no lo ha hecho en años. O solía tomar baños o correr para relajarse, pero ahora rara vez lo hace.
  • Aprenda estrategias que le ayudarán a romper el ciclo del hámster en una rueda. Genere más energía para planificar y organizar, lo que reducirá gradualmente su estrés a largo plazo.
  • Dése más apoyo. Si ha alcanzado el nivel de agotamiento indicado por estos ejemplos, es hora de dejar de intentar hacerlo solo. El apoyo al que necesita y al que puede acceder puede ser apoyo médico, cuidado infantil, terapia, otro apoyo práctico o cualquier cosa que pueda ayudarlo.

Imagen de Facebook / LinkedIn: eggeegg / Shutterstock

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies