Seleccionar página

Fuente: © Can Stock Photo / ikophotos

Por 13 razones es una serie de Netflix basada en un libro de Jay Asher. Se centra en una chica de secundaria que se suicida después de sentirse desanimada y herida por circunstancias traumáticas. La historia es ficticia, pero el suicidio adolescente es, lamentablemente, una realidad a la que muchos se enfrentan.

Hannah Baker, la protagonista de la serie, explica por qué se va a suicidar y quién es «responsable» de su miseria. Ella nombra a 12 personas a las que culpa por su dolor, ya sea por acoso, conducir bajo los efectos del alcohol, violación u otro trauma. Finalmente, termina su vida (retratada de una manera que ha sido criticada por ser demasiado descriptiva y sugerente para el público).

Esta serie se ha vuelto muy popular. Sin embargo, algunos se preguntan si ha glorificado el concepto de suicidio y si puede contribuir a aumentar las tasas de suicidio de adolescentes. La mayoría de los jóvenes se enfrentan a la idea de la muerte y en un momento u otro fantasean sobre cómo van a morir. En la mayoría de los casos, sin embargo, la fantasía de suicidarse termina ahí, a menudo con el entendimiento de que la vida es un regalo que no debe darse por sentado.

Sin embargo, las estadísticas son abrumadoras. El suicidio es la tercera causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 24 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). También se cree que se realizan al menos 25 intentos de suicidio por cada suicidio adolescente consumado. El riesgo de suicidio aumenta drásticamente cuando los niños y adolescentes tienen acceso a armas de fuego en el hogar, y casi el 60 por ciento de todos los suicidios en los Estados Unidos se cometen con un arma de fuego.

Esto es motivo de reflexión. Esto debería llevarnos a preguntarnos qué factores pueden hacer que un joven se sienta tan abrumado por la vida que prefiera acabar con ella. Entendemos que existen muchas razones para pensar que la vida no tiene sentido, una de las cuales es no poder competir en una sociedad que insiste en la productividad constante, no cumplir con las expectativas personales o no cumplir con las expectativas de éxito de los padres. (Sin embargo, es importante recordar que el «éxito» es relativo). Otras veces, podemos sentirnos desconectados de la familia, los amigos o la sociedad en general. También podemos estar viviendo una fase de fatalismo, un sentimiento de no pertenencia o de ser invisibles.

Si bien es bien sabido que muchos jóvenes coquetean con la idea de suicidarse, los adultos se muestran reacios a hablar abiertamente al respecto. Y los adultos mismos no son inmunes: al igual que los adolescentes, muchos adultos consideran el suicidio cuando se sienten desesperados.

© Can Stock Photo / dolgachov

Fuente: © Can Stock Photo / dolgachov

Como Hannah no pudo encontrar sus propias razones, les dejo mis «13 razones por las que … para vivir».

  • La vida es una invitación a aprender. Podemos aprender algo de cualquier momento, bueno o malo.
  • La vida no es estática; está en constante movimiento, al igual que las olas del océano. Cada ola que llega trae nuevas experiencias, y cada una es diferente. Así como las malas olas a veces pueden ser despiadadas, las buenas olas vienen a refrescarnos. Nada dura eternamente.
  • La vida es un regalo; algunas personas se van demasiado temprano y no tienen la oportunidad de experimentar la vida. Quienes lo tengan deberían aprovecharlo.
  • Nuestras vidas no son solo nuestras. También pertenecen a quienes nos rodean. Tenemos que cuidarnos porque somos importantes para los demás, aunque a veces lo olvidemos.
  • Cada nuevo día es una nueva experiencia. Si no lo vivimos, no sabremos lo que nos estamos perdiendo.
  • Somos los creadores de nuestra vida. Es nuestro desafío encontrar la belleza, incluso y especialmente cuando ocurre lo contrario. Encontrar la belleza en el mundo es posible y trae innumerables recompensas.
  • Todos tenemos experiencias que dejan cicatrices. Sin embargo, siempre hay alguien a quien echar una mano durante estos tiempos difíciles. Lo importante es aceptar esta ayuda.
  • Hacer un esfuerzo por lidiar con los problemas puede hacernos darnos cuenta de nuestra verdadera fortaleza. Los desafíos de la vida no solo existen para molestarnos, existen para que nos entendamos mejor y aprendamos a saber quiénes somos realmente.
  • Vivir es descubrir algo sobre nosotros mismos de lo que no éramos conscientes.
  • Vivir es mirarte en el espejo y descubrir un mensaje de amor en tus propios ojos.
  • Vivir es permitirse enamorarse, de alguien, de algo o de la vida misma.
  • Considérer la mort comme une source de sens peut être réconfortant pour beaucoup, mais plutôt que de l’utiliser comme argument en faveur du suicide, il est essentiel de tirer parti d’une telle perspective afin de tirer le meilleur parti de la vie tant qu ‘ella dura.
  • La muerte nos espera a cada uno de todos modos; ¿Por qué invocarlo antes de nuestro tiempo?
  • A veces, la depresión no nos deja ver la belleza de la vida. Si usted o alguien que conoce está en riesgo de suicidio, llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255).

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies