Seleccionar página

¿Pueden los demás «leer su lenguaje corporal como un libro» (el título de un bestseller de la década de 1960)? No realmente. El lenguaje corporal no es un «lenguaje» real. En otras palabras, no hay una forma única de dar una señal no verbal en particular. Sin embargo, hay algunas pistas que una persona astuta puede utilizar para inferir lo que está pensando o sintiendo.

¿Cuáles son algunas de esas señales del lenguaje corporal que te deprimen?

1. Sonrisa falsa. El psicólogo de la comunicación no verbal Paul Ekman distingue entre sonrisas reales (lo que él llama «sonrisas de Duchenne») y sonrisas falsas. Las sonrisas de Duchenne indican verdadera felicidad. Las sonrisas falsas no lo hacen. Usamos sonrisas falsas cuando intentamos parecer divertidos, pero no lo estamos realmente, o cuando nos sentimos incómodos con alguien, pero queremos que parezca que lo estamos pasando bien. ¿Cuál es la clave entre sonrisas «reales» y «falsas»? Ambos tienen las comisuras de los labios hacia arriba, pero en las sonrisas de Duchenne los ojos se estrechan y las comisuras exteriores se arrugan en lo que llamamos «patas de gallo».

2. Autocalmante. Es fácil. Cuando estamos ansiosos, estresados ​​o incómodos, tendemos a participar en señales no verbales de auto calma: frotarse las manos, contacto de la mano al cuerpo, acariciar una pierna o el cuello. Es nuestro intento de calmar nuestras ansiedades tocándonos a nosotros mismos.

3. Postura. La forma en que nos comportamos es una pista sutil, pero que puede revelar nuestros verdaderos sentimientos. Cuando estamos orgullosos y confiados, una postura erguida puede traicionarnos. Tristes y abatidos, podemos hundirnos con la cabeza inclinada.

4. Comportamiento de la mirada. ¿Son los «ojos la ventana del alma»? Tal vez no, pero pueden decirles a los demás algo de nuestro interés para ellos (¿los miramos cuando hablan o apartamos la mirada? ¿Los estamos midiendo con los ojos? ¿Atracción sexual?).

5. Señales de déficit. Estas son señales no verbales que sugieren que estamos reaccionando de forma insuficiente. La sonrisa falsa es un tipo de señal de error: que no estamos realmente felices o divertidos. Otro defecto es cuando mostramos una indignación limitada o falsa por algo que alguien ha dicho. Generalmente, las señales de déficit sugieren que no estamos tan comprometidos con lo que está sucediendo como podríamos / deberíamos estarlo.

6. Dilatación de la pupila. Una pista muy sutil que solo los observadores más astutos pueden detectar es la dilatación de la pupila. Nuestras pupilas se dilatan cuando estamos interesados ​​en algo o alguien (ese hermoso auto que deseamos).

7. Actividades de viaje. Cuando estamos muy tensos o ansiosos, nos involucramos en comportamientos no verbales que nos ayudan a lidiar con la ansiedad: rascarnos la cabeza, frotarnos las manos, jugar con joyas y otros comportamientos calmantes. A veces, los funcionarios de aduanas o los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley utilizan estos comportamientos para calmarse a sí mismos como signos de nerviosismo que sugieren que alguien podría ser culpable de contrabando o actividad delictiva.

8. Lateralidad facial. Normalmente, nuestras señales faciales son laterales: cuando sonreímos, ambas comisuras de la boca se elevan; cuando se sorprende, ambos ojos se abren de par en par. Cuando las señales faciales no son laterales, puede sugerir que algo anda mal: estamos descontentos, confundidos o molestos. Arquear una ceja es un buen ejemplo, lo que sugiere que no confiamos en lo que dice otra persona.

9. Fuga no verbal. Paul Ekman acuñó este término para sugerir que cuando mentimos estamos tratando de encubrir cualquier pista no verbal obvia que pueda traicionarnos. Entonces, cuando mentimos, nos aseguramos de mirar a la otra persona a los ojos, parecer confiados y evitar las pistas obvias de nerviosismo. Sin embargo, nuestra incomodidad con la mentira puede «filtrarse» en partes de nuestro cuerpo que no podemos controlar fácilmente. Es posible que cambiemos de postura, adoptemos comportamientos que nos tranquilicen, tengamos un tono de voz tembloroso o nos ruboricemos. Un detector de engaños inteligente busca estas señales no verbales inconsistentes y menos controladas para determinar si está mintiendo o diciendo la verdad.

10. Señales de corbata. Estas son señales no verbales que muestran a los demás que somos «posesivos» con otra persona. Supongamos que está interesado y participa en una conversación con un extraño en una fiesta y se acerca otra persona. Puede acercarse a su ‘objetivo’, tal vez incluso tocarlos como un letrero de corbata que muestra ‘propiedad’. Cuando queremos demostrar nuestra conexión con los amantes u otras personas cercanas, podemos tomarnos de la mano, poner un brazo en el hombro o acercarnos para demostrar que estamos «unidos» el uno al otro.

Imagen de Facebook: Dean Drobot / Shutterstock

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies